martes, 30 de octubre de 2012

Trufas de calabaza


Mañana será la noche de los Muertos. De mi estancia en Méjico, en el equipaje traje  muchos recuerdos materiales y prendido en el consciente y subconsciente alguna que otra de sus tradiciones y también muchas explicaciones. Comenta Alfonso Alfaro (antropólogo) que, el día de muertos permite abrir y cerrar, a hora fija, las puertas del más allá y cómo en algunos sitios, estas ceremonias terminan con algarabía y ruidos estruendosos destinados a recordar a las ánimas (especialmente las desconocidas) que la visita ha terminado y que están obligadas a retornar a su fantástica morada. Hay que evitar el riesgo de que alguna decida prolongar su estancia entre los vivos: su presencia provocaría escalofríos y acarrearía graves peligros. Para ello, lo mejor es tratarlos bien y como mañana será su noche, para que su estancia con nosotros sea agradable y su regreso al más allá placentero y hacerles saber que  aquí estaremos esperándoles hasta el próximo año, tú y yo  vamos a prepararles una golosina:

TRUFAS DE CALABAZA PARA EL DÍA DE MUERTOS


Ingredientes:


200 grs de calabaza cocida.
45 grs de coco rallado.
100 grs de azúcar.
La piel rallada de ½ naranja.
Hojas de menta o melisa (para adornar).
½ copita de vino dulce (opcional)



Elaboración:

 Partimos en trozos, rociamos con la ralladura de naranja y cocemos la calabaza (sin agua) en el microondas durante 4 minutos.
Con un tenedor, aplastamos bien la calabaza y le mezclamos el coco rallado, el azúcar y el vino dulce. Dejamos reposar unos 15 minutos, así se “tomarán” los sabores. Colocamos esta masa en un colador para que se vaya el exceso de líquido,  con las manos vamos haciendo pequeñas trufas a las que les ponemos unas hojitas de menta o melisa para adornar y las dejamos sobre papel absorbente, luego ya las colocamos en nuestras capsulas o sobre un plato.
Nota: es una versión de la tarta de zanahoria, solo que cambiando la zanahoria por calabaza y sin galleta. Preparé algunas con galleta pero no me convencieron, me parece que está mejor así, tanto la textura como el sabor son muy agradables.

"Cuando el tecolote canta, el indio muere... no es cierto, pero sucede"



No hay comentarios:

Publicar un comentario