lunes, 13 de mayo de 2013

Mariquita de Galleta y.. sus vestiditos.


Como ya sabéis soy castellana, justo de donde se juntan la tierra del pan y la tierra del vino, vamos…  del mismo centro! y he tenido la gran suerte de conocer  bisabuela.  Me contaba mi bisa  que una vez al año llegaban los vareadores por el pueblo (generalmente en primavera) y se sacaban los colchones de lana para que los varearan para el resto del año, también en primavera las abuelas que los tenían, sacaban los mantones de manila y los dejaban una noche al sereno “para que no cogieran vicio”, mi madre por primavera solía sacar  las plantas al patio y todo el pueblo por primavera “sacaba al Santo” para pedir agua para el campo ( poco después sacaban a la Virgen para  suplicar que dejara de llover, cosas de la climatología). Cuando llega la primavera yo también saco algo, no el colchón de lana… no, ni tampoco el mantón, ni flores ni vírgenes ni santos, yo saco mis mariquitas de sus cajas, para que les dé un poquito el aire y ver si están todas bien y coincidiendo con que llega el cumpleaños de una persona pequeña a la que quiero mucho, mis mariquitas han inspirado su regalo de cumple que te enseño, por si tú también quieres hacer algo parecido para alguien a quien quieras mucho:

MARIQUITA DE GALLETA Y SUS VESTIDITOS



Lo primero que hice fue buscar algo que me sirviera para hacer el patrón, así que compre una tela que tenía dibujos de muñecos y la fotocopié varias veces para hacer mi plantilla (como cuando hice la de las gafas). Luego preparé la masa de galletas, y con mis plantillas y un bisturí (podía haber utilizado un cuchillo de punta, pero me sentía más “pofesional” con el bisturí en la mano) recorté los moldes. Guardé las plantillas que me servirían para cortar el fondant sobre el que pinté la mariquita y sus vestidos.

Ingredientes:
125 grs de harina de todo uso.
50 grs de azúcar glas.
30 grs de almendra molida.
90 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
1 yema.
Fondant blanco.
Colorantes alimentarios en gel y en polvo.

Elaboración:
Tamizamos en un bol  la harina, el azúcar y la almendra y le añadimos la mantequilla que mezclaremos con los dedos, poco a poco hasta que esté perfectamente integrada, momento en el que añadimos la yema y mezclamos bien, bien, bien. Envolvemos en papel film y refrigeramos 1 hora.
Sacamos la masa, la estiramos, cortamos nuestras galletas y las vamos colocando sobre el silpat en la bandeja del horno, cuando ya tenemos todo recortado, guardamos la bandeja en el frigorífico (o en el congelador)  un ratito, el tiempo en que se precalienta el horno, es decir 10 minutos, que se enfríe la masa.

Cocemos a 170º de 10 a 12 minutos. Cuando los bordes empiezan a tomar color, apagamos el horno y dejamos nuestras galletas unos minutos (2 ó 3) más en el horno. Sacamos y dejamos que se enfríen bien antes de manipularlas, para evitar tragedias. Yo suelo ponerle el fondant al día siguiente y espero otro día para pintarlas. Pero es que aquí (A Coruña, al lado del mar) tarda más en “secar” la masa. 
A lo mejor se puede poner el fondant por la mañana y decorarlo por la tarde (como tu veas).
No tires la tela, ni se te ocurra, puedes hacer muchas cosas... decorar una camiseta, una bolsita para guardar el bocata...
con el recorte de tela... decoré una camiseta.

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Mayca: gracias, lo de genial me sube la autoestima, la moral y..., pero es excesivo.Besos

      Eliminar
  2. no es que me guste.. es que me encanta.. anda que no he jugado yo na con esas muñecas
    http://senoritamandarina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Srta Mandarina, después de jugar... lavarse las manos y... a merendar nuestras galletas. Besos.

      Eliminar
  3. Que bonitas!!! Vaya manos,que envidia...estoy aún alucinando...preciosas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es... un poco de paciencia, unos gramos se ilusión y una buena dosis de amor y diversión (al 50%).

      Eliminar
  4. No dudo que las galletas estén deliciosas, pero tiene que dar pena comerse esa preciosa muñaca ¡cuanto trabajo, para un minuto de placer! Como regalo, genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me comentaron que la destinataria de la mariquita ha jugado con ella y ha empezado por comerse unos zapatitos...

      Eliminar
  5. Muchas gracias por tu visita. NO conocía tu blog y me has dejado alucinada con estas galletas. ¿Sabes que mi madre tiene una libreta de recetas de cocina con estas muñequitas pegadas por ella?. Le gustaría ver estas galletas. No sé si son las mismas, ella dice que las recortaba de postales y veo que las tuyas son recortables, pero se parecen un montón.
    Me hago seguidora. Un bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa: Es todo un lujo para mi cocina recibirte, las mariquitas estas unas venían en álbumes y había que recortarlas, las otras son compradas en el mercado de Portobello hace... ¡Diooooos cuánto tiempo!!!!!

      Eliminar