lunes, 21 de octubre de 2013

Bizcocho de Limón sin Huevos y sin Leche

La mesa del taller estaba llena de botes de barnices, pinturas, brochas, lacas y varios productos más de la misma gama, de repente Merche me dice “te tengo que dar la masa” Qué masa? “La masa madre” De qué masa y de qué madre me hablas? “sí mujer, de la masa madre de los frailes” Sigo sin entender nada, te pasa algo? A estas alturas no se bien quien intervino  “Merche, es que no te enteras, que no es de los frailes, que es de los monjes”. Juro que la que no se enteraba de nada era yo y creo que tu tampoco te estás enterando. La cosa es que Merche quería darme una masa madre para hacer un bizcocho, que para que te salga bien te la tienen que regalar y tu se la tienes que regalar a otra persona, vamos que más que masa madre parece la falsa moneda de la copla, la que va de mano en mano y ninguno se la queda. Y ahí no queda todo que la masa tiene que andar nueve días por la cocina a temperatura ambiente, no se especifican muy bien los grados, depende del ambiente (que digo yo que no será lo mismo el ambiente de Galicia que el de Soria, por poner un ejemplo)y cada día hay que rezarle un credo. Pues a mí eso no me convence mucho y menos aún lo del credo que de tantos como recé en las monjas he olvidado la letra y la música. Después  Charo confesó que ella le acortó el periodo de estancia y que no aguantó más y a los tres días hizo el bizcocho, que de credos ni uno  y le quedo bueno de caray.  No me voy a complicar ni miajita, y no te voy a liar ni con la masa ni con su madre y te voy a proponer algo muchísimo más rápido, sencillo y seguro que igualmente delicioso y encima sin huevos y sin leche:

BIZCOCHO DE LIMÓN SIN HUEVOS Y SIN LECHE.




Ingredientes:

180 grs de harina (todo uso)
150 grs de azúcar.
150 ml de agua.
1 limón: su zumo  y su piel rallada.
5 c.s de aceite de girasol.
1 c.c de vinagre de manzana (o de vino blanco).
1 c.c de bicarbonato.
1 c.c de esencia de vainilla (opcional).



Elaboración:

Precalentamos el horno a 170º.
Mezclamos la harina tamizada con el resto de los ingredientes y lo ponemos en un molde forrado con papel de horno.
Cocemos a 170º durante 30 ó 35 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar antes de decorar (lo he decorado con unas finas rodajas de lima y limón, unos trocitos de cáscara de limón confitada y lo he bañado ligeramente con glaseado de manzana). 









Como ves, más sencillo... difícil.

16 comentarios:

  1. Come sempre i tuoi piatti sono spettacolari. la tua ricetta così bella e buona mi è piaciuta non solo leggerla ma credo proprio che te la proverò! La presentazione è bellissima! Buona serata!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué rico bizcocho, y tienes razón, que eso de la masa madre der los monjesse parece también a aquellas "cadenas de oraciones" que tenías que pasar a no sé cuantas personas antes de nueve días (o los que fueran) para que te tocaran millones a la lotería... (Coincido con Angelica M: tus presentaciones son siempre un placer añadido a la hora de leer (y de comer, seguro) tus recetas. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla de bizcocho tiene una pinta me encanta y se be muy esponjoso.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Ya había oído hablar de esa masa madre, la madre de todas las masas... jajaja, no me extraña que pases del tema. A mi regálame una cajita de pastas y dejate de masas, anda ya! si eso en vez de un regalo parece un castigo.
    Tu bizcocho no es para pasar, me ha gustado mucho, aunque yo que soy más simple que un guante dejo el glaseado y me lo como tal cual, que ya tiene que estar bueno de narices así mismo!
    Un beso preciosa!!!

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, pues yo me tragué los 10 días de proceso, pero tengo que confesarte que fué el mejor bizcocho que he probado nunca, te lo juro por Fray Leopoldo de Alpandeire. Y te aseguro que no es tanto trabajo, créeme, lo único armarse de paciencia y encomendarse a la Virgen de Lourdes para que te salga bien. Pero bueno, dicho ésto, me atrae muchísimo estos bizcochos sin huevo y hoy me hubiera venido de P.M. porque me he quedado sin ellos. El aspecto me gusta, tendré que probarlo. Un besito y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  6. Ay el bizcocho ese que va de lao a lao... mira, yo tengo mis escrúpulos, y aparte de que no estoy por la labor de volverme creyente a estas alturas para ponerme a rezar credos, lo de que aquello esté nueve días a temperatura ambiente, me da reparo. Así que me quedo con el tuyo, sin masas madres ni credos, que en esta vida no hay como ser prácticos.

    ResponderEliminar
  7. Uma receita bem interessante.
    Adorei o aspecto esta mesmo uma delicia
    boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  8. Que rico y jugoso te ha quedado, tienen una pinta estupenda.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  9. Tiene una pinta deliciosa.Un saludo. Christopher

    ResponderEliminar
  10. te ha quedado fabuloso, que pinta tan buena tiene me gusta besos

    ResponderEliminar
  11. Una masa madre a la que además hay que rezarle??? huy,huyhuyyyy...con la iglesia hemos topado y yo como tú, acabé harta de rosarios de la aurora y cantar el "con flores a Maríaaaa" como para rezarle a un bizcocho.
    Me parece más práctica, más rápida y con una pinta inmejorable tu proposicion y ademas apta para intolerantes alimentarios y "al rezo" ;D
    Un beso y rezaré para que ya estés bien de tu migrañón ...las buenas costumbres no hay que perderlas

    ResponderEliminar
  12. Pues yo tengo uno en borradores que no es de monjes, es de monjas, y me tragé los 9 -10 dias pertinentes con el bizcocho en la cocina, pero he de reconocer que al final cuando lo horneé que dó un bizcocho muy rico!. Este tambien tiene muy buena pinta, y parece menos entretenido que el otro. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  13. A mi me pasaron uno de esos y al final tuve que tirar la masa madre porque ya tenía una pinta que daba miedo, me quede sin bizcocho, jaja. Lo tuyo es hacer magia con los ingredientes prácticamente sin nada te has montado un bizcocho delicioso, tiene una pinta que llama, a comer, yo no llego, mandame algo :) Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  14. Como me he reido con tu entrada, yo me quedo con esta maravilla que tu has hecho, que desde luego seguro que a las monjas o monjes o lo que sean les daria envidia de verlo, Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  15. jajaja! pues ahora que lo dices, hace tiempo me hablaron de "la masa" y "la madre" jiji, no sé yo...
    La receta original y por las fotos, seguro que delicioso. Felicidades!

    ResponderEliminar
  16. Jajajja creo que voy a pasar de la masa madre y me voy directa a tu bizcocho q es mas rapido y se ve super jugoso jejje un besito

    ResponderEliminar