jueves, 10 de octubre de 2013

Bocaditos de Lentejas Coral

Cuentan las crónicas, que estaba el filósofo Diógenes el cínico (el mismo que luego daría lugar a un síndrome con sus respectivos síntomas) una buena noche  cenando lentejas, cuando le vio el filósofo Aristipo, que vivía confortablemente a base de adular al rey, y le dijo: “si aprendieras a ser sumiso al rey, no tendrías que comer esa basura de lentejas”. A lo que Diógenes replicó: “Si hubieras tu aprendido a comer lentejas, no tendrías que adular al rey”. De siempre me ha caído bien Diógenes, vivía en una tinaja y andaba por las calles desnudo con una lámpara y cuando era preguntado qué hacía con la lámpara él respondía que estaba buscando a un hombre honesto y que el día que lo encontrara  apagaría la lámpara. Te diré que, hay quien dice que la lámpara  nunca  se apagó  y que a día de hoy sigue encendida. No lo sé, sólo te cuento lo que se dice.  Diógenes nació en Sínope que es una región de Turquía,  pues de por allí, kilómetro arriba, kilómetro a bajo te traigo esta receta, para que no se nos olvide que comer lentejas no nos convertirá  ni en cínicos ni en reyes y seguro que en filósofos tampoco pero  al menos, nos dejará buen sabor de boca:

BOCADITOS DE LENTEJAS CORAL



Ingredientes (4 personas):

200grs de lentejas coral  (las rojas que ya vienen peladas).
1 hoja de laurel
1 cebolla morada pequeña.
Unas hojas de cilantro  muy picadas.
Jengibre fresco rallado.
6 tomates cherry muy picados.
60 gr de queso feta desmenuzado.
1 lima (el zumo).
40 grs de pan rallado.
1 huevo.
Sal y pimienta.
Si te gusta el picante puedes ponerle un poco de chile rojo picadito.
Aceite de girasol para freír.

Elaboración:

Cocemos las lentejas en el  agua con la hoja de laurel. Mientras picamos muy pequeña la cebolla  y reservamos.
Cuando las lentejas estén cocidas las pasamos por agua fría, las escurrimos muy bien y las molemos un poco (con un tenedor) les añadimos la cebolla picada, el cilantro muy picadito, unos toques de pimienta negra, el jengibre rallado y el zumo de lima, removemos bien y seguimos añadiendo el queso feta desmenuzado el pan rallado y el huevo ligeramente batido. Salamos al gusto. Mezclamos suavemente todo.


Ponemos el aceite a calentar y con ayuda de dos cucharas vamos formando nuestras albóndigas. Cuando estén doradas sacamos y dejamos escurrir sobre papel absorbente, antes de servir acompañadas de una ensalada.


14 comentarios:

  1. Ficaram lindos e com lentilhas tenho a certeza que ia gostar
    bjs

    ResponderEliminar
  2. Un bocadito delicioso y precioso presentado.
    Lo de la lámpara, más de actualidad que nunca.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Tal y como yo lo veo, Diógenes era un poco tocapelotas. O sea, el tio se pasa media vida buscando un tio honesto, en bolas, y va y de regalo ofrece una triste lámpara?? vamos hombre!! Por algo lo asociamos ahora con esos coleccionistas de basura, jajaja
    Prefiero coleccionar tus recetas, esas lentejas coral con todos esos ingredientes tan ricos tienen que estar alucinantes! Por cierto la foto me encanta!
    Un besote, me voy a cenar que es tarde!

    ResponderEliminar
  4. Que deliciaaa y que bonitas fotos y presentación...!!! Queda anotada, no quiero ser ni cínica, ni reina, ya lo soy de mi casa...jajaja Pero me encantan las lentejas y sta receta se ve estupenda... ;) :)
    Besitos...!!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta eso de haber aprendido a comer lentejas, y no tener que pelotear a nadie jejejej.
    Pero esos bocaditos de lentejas coral, se merecen todas las adulaciones....posibles... Me encantan!!!.
    Un saludo guapa!!!

    ResponderEliminar
  6. Que bonita presentación y que receta tan rica y tan sana es otra manera de comerlas... la probare yo siempre las como en puré, manías que tiene una
    !!!! un besin !!!!
    el toque de belen

    ResponderEliminar
  7. Interesante historia la de Diógenes y su lámpara, casi tanto como estos bocaditos de lentejas que me han dejao boquiabierto. El aspecto es totalmente delicioso, así que espera, que apago la lámpara por tí....jajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Mi niña... donde encuentras estas historias tan chulas que nos cuentas en tus entradas?? porque con ellas nos animas mucho mas a comer los platos: A mi no hace falta animarme con las lentejas, es la legumbre que mas me gusta!! Estos bocaditos están de muerte por atracón!. Bstos.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  9. Pobre Diógenes, si volviera hoy comprobaría lo poco que han cambiado las cosas: sólo el tipo de lámpara usada para buscar al (parece) inexistente hombre honesto. O mujer, para que no se me quejen las feministas. La receta, excelente como todas las tuyas.

    ResponderEliminar
  10. Que historia más bonita, eres un sol y en la cocina te hago la ola que platos más buenos preparas y la presentación preciosa. Que tengas buen fin de semana. Besos

    ResponderEliminar
  11. Con esta receta seguro que mi hija no pondría tantas pegas a la hora de comer lentejas, se ven delicioso esos bocaditos, además estas son una novedad, no las había visto nunca, hay que probar esta receta, si. Un beso y buen finde :)

    ResponderEliminar
  12. Qué buena historia guapa!
    Una delicia de bocaditos, te han quedado impresionantes, con ésta receta seguro se triunfa, tengo que probar éstos bocaditos, además súper originales, eres una artista!
    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Vaya con Diogenes, un tío listo! Los bocaditos me encantan porque van bien especiados y tienen pinta de ser adictivos. Un aperitivo o entrante perfecto!

    ResponderEliminar
  14. Lo cierto es que estos bocaditos deben estar buenísimos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar