domingo, 26 de enero de 2014

Doncellas y Tamarillos (con su ensalada de trigo tierno)

El otro día te hablé de las sirenas y dejé mi conversación (virtual) cuando te contaba  que las tripulaciones de dos barcos lograron eludirlas. Ahora sigo. El primero fue el barco capitaneado por  Ulises, a quien la hechicera Circe había advertido del poder de las sirenas. Ulises tapó con cera los oídos de su tripulación, para que no pudieran oír el canto de las sirenas, y mandó que lo ataran al mástil  para poder escucharlas sin caer en su poder. Ulises y sus hombres pasaron sin problemas, pero otras tripulaciones perecieron hasta que Jasón y los argonautas llegaron a la zona. No sabían nada de los terribles poderes de las sirenas, y uno de ellos, Butes, saltó por la borda y nadó hacia sus garras. El resto de los argonautas le habría seguido, pero Orfeo, el músico supremo, empuñó su lira y cantó aún más cautivadoramente que  las sirenas. La tripulación le escuchó a él sin prestar atención a las sirenas, que se arrojaron al mar irritadas por este segundo fracaso y allí se han quedado aunque de todos es sabido que han cambiado mucho sus hábitos alimentarios y su comportamiento (todo para mejor). Es corriente que los pescadores vean sirenas, especialmente cuando el mar está agitado. Dicen que no hay nada tan asombrosamente bello como un banco de personas marinas de todas las edades jugueteando entre las grandes olas del Atlántico, con sus cuerpos plateados brillando entre las tumultuosas aguas y sus ojos verdes chispeando mientras se deslizan entre las olas. Contrariamente a la creencia popular, nunca caen en las redes de los pescadores.  Lo que si puede caer en las redes es lo que traigo hoy para que preparemos  (he de confesarte que yo caí en las redes de su hermoso colorido):

DONCELLAS Y TAMARILLOS
( con su ensalada de trigo tierno)



Ingredientes (2 personas):

4  doncellas (6 si son muy pequeñas) limpias de escamas y vísceras.
1 taza de trigo tierno.
1 pepino pequeño.
Unas ramitas de albahaca fresca.
100 grs de queso feta.
Aove, sal y pimienta al gusto.
Elaboración:

Nota: El tamarillo lo descubrí en Perú, donde también lo llaman tomate de árbol, es una fruta jugosa con un sabor ligeramente dulce y una piel un poquito dura (recomendable pelarlos antes de comer).



Elaboración:
Empezamos preparando la ensalada, para ello cocemos el trigo tierno (unos 15 minutos) en abundante  agua caliente con sal, cuando esté cocido lo escurrimos y lo ponemos en un bol amplio. Añadimos el queso  feta desmenuzado, el pepino cortado en rodajas y la albahaca troceada. Aliñamos nuestra ensalada únicamente con aove y removemos todo bien, bien... que los sabores se mezclen. Reservamos hasta el momento de servir.
Ponemos una sartén antiadherente al fuego y le añadimos un poco  de aove.
Salpimentamos nuestras doncellas.
Cuando el aceite esté caliente ponemos nuestras doncellas a cocinar unos 4-5 minutos por cada lado serán suficientes para que queden cocinadas y jugosas.


35 comentarios:

  1. Respuestas
    1. La ringrazio molto per la vostra visita, mi piace cucinare con il colore nei miei piatti hanno molti colori ...

      Eliminar
  2. Hola Sonsoles! Hoy si que me ha gustado el final de esta bonita historia de sirenas, es como a mi me gusta tipo sirenita jaja!. En cuanto a tu receta de hoy, te diré que me encanta y me parece muy original la mezcla de sabores que has puesto, pero fíjate que no conozco este pescado la verdad es que no se si habrá por aquí, lo buscaré! Gracias por tus bonitas narraciones y tus exquisitas recetas. Feliz domingo y besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, es que ha todo hay que darle su tiempo, a los guisos y a las historias para que el resultado sea el mejor posible. jajaj. Pues el pescado lo compré en una pescadería del barrio aquí en Coruña,lo que me indica que muy raro no es que sea. Tengo que mirar en la Wiki a ver por donde se "da" un besos y gracias por pasarte

      Eliminar
  3. Vaya!! este pescado no lo conozco, es la primera vez que oigo su nombre y lo veo. Parece muy rico, a mi como me encanta el pescado...Buena receta. Bs.
    julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia la textura de este pescado es muy delicada( como de una merluza chiquitita, más tierna que la lubina o dorada)y el sabor muy agradable. No creo que sea muy dificil de encontrar (según la Wiki). Bss y gracias por tu visita.

      Eliminar
  4. Como me teletransportas con tu lectura Sonsoles, eres mi encantadora de serpientes partícular y además has conseguido que no haga la siesta..caguen la mar salá...hablando de docellas , desconozco este pescado, y eso que de chavalita fui pescadera y por mucho que mire la foto no lo reconozco..voy a ver si me informo en el tumbaburros total ahora ya me he despejado...un besazo grande Sonsoles voy a ver cual es este pescado.. jaja ..creo que me ha salido un pareado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta gracia tienes Macu, tanta como las que yo te doy por visitarme. Cuando localices el pescado... busca, que detrás a lo mejor hay una sirena.Y yo sin saber que conocías cosas de la mar!! Eres toda una cajita de sorpresas...Bss

      Eliminar
  5. Ese Ulises fue muy listo. Es la primera vez que escucho el nombre de ese pescado, no se nada sobre el, a no ser que aquí tenga otro nombre, yo para identificar pescado soy pésima,la ensalada se ve muy rica, pero tendré que investigar para encontrar el pescado, jeje. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azucena, cuando encuentres las doncellas y las pruebes te van a encantar, tanto su textura como sabor y además no tienen muchas espinas, lo cual quiere decir que son fáciles de "comer". La ensalada es muy sencilla, lo que quizás le aporte la nota diferente sean los tamarillos. Bss

      Eliminar
  6. Acho que nunca comi desse peixe.
    Ficou uma excelente refeição
    bj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muito obrigada pela sua visita, a empregada também é conhecido como "Julia" e é comum na região do Mediterrâneo e do Atlântico. É muito delicado e saboroso. Bjs

      Eliminar
  7. No tengo el gusto de conocer a estas doncellas, pero si Macu que ha sido pescatera tampoco las conoce, a ver, niña, dime tú... de dónde las has sacado???? ¿Cómo te has hecho con ellas?? Lo de las sirenas es para despistar, que ya nos conocemos, jajaja
    En fin, como siempre tus recetas son un regalo para la vista, leer y disfrutar! Sobre todo tú que sabes a qué saben, jajaja. La ensalada me gusta, creo que sólo he probado una vez el trigo pero le daré otra oportunidad.
    Un beso grande, que tengas un buen domingo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa, las doncellas como puedes apreciar de una ferretería no han salido... mi pescadero (aquí, el del barrio) tiene un barquito pequeño y unos productos divinos, todos made in costas gallegas... Ya tienes la respuesta. Al trigo.. dale otra oportunidad, que en temas culinarios segundas partes siempre son buenas. Bss, preciosa.

      Eliminar
  8. Que rico¡¡ no conocía esta fruta y está fenomenal¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo con ver su hermoso color (el sabor también es realmente delicioso) ya está provocando a que la pruebes...Gracias por venir.

      Eliminar
  9. Me gusta la temática y la historia de esta receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, se me olvidó... pero a la ensalada también podemos añadirle un "toque" de orégano.

      Eliminar
  10. El pescado que nos has preparado hoy es muy común en mi tierra, recuerdo que de niña salíamos a pescar en una pequeña embarcación que tenía mi abuelo. Cuando alguien pescaba una doncella, yo me ponía muy contenta porque me maravillaba el colorido que tiene y me podía pasar un buen rato admirandolo....
    Lo has preparado fenomenal!!!!
    Besitos guapa....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial Lala!!!! menos mal que tu conoces a las doncellas... que ya temía yo que alguien pensara que como las historias, eran un invento mio. Muchas gracias por tu "aclaratoria" visita: Besos.

      Eliminar
  11. Sonsoles, nos vas a acostumbrar mal y vamos a querer escuchar todos los días "un cuento" de estos...tú no serás una sirena ,de las modernas,eh? que ya son buenas y en vez de "comernos" nos das de comer?
    Bonita la historia y bonito el pescado y los tamarillos...no había escuchado ninguno de esos nombres,siempre aprendo contigo...la receta...as ussual...de lujo
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Inma tengo un saco lleno de historias que espero seguir contándoos y que vosotros sigáis leyendo, como dicen por estos lares "a cabeciña non para" y me alegra un montón que descubras cosas nuevas conmigo, aunque sólo sean palabras. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. è molto originale e spettacolare!! Devo provare a farlo questo piatto! Bravissima Sonsoles!!! Un bacione

    ResponderEliminar
  14. Que bonita historia nos has contado de las sirenas, el plato es precioso en su colorido y nunca he probado el tamarillo pero tiene una pinta estupenda. Que rico, un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carol, seguro que cuando lo pruebes... repites.

      Eliminar
  15. Aquí hay que venir después de comer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí hay que venir siempre que quieras... cualquier momento es el ideal. Un abrazo.

      Eliminar
  16. Joooo Sonso, piedad, por favor, por aquí no encuentro ni doncellas, ni tamarillos y tu plato tiene una pintaza increible. Ahora qué hago? Me has creado una necesidad, lo dejo en tú conciencia, pero no sé si podré dormir ;))) Creo que debería mandarme un platillo urgentemente.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  17. Ostras que bueno¡¡¡¡ Me encanta la ensalada... y esos pescaditos tienen una pinta (aunque no los he probado nunca). Besos¡¡¡

    ResponderEliminar
  18. Hola Sonsoles. No sé que pescado es ese. Tiene un cierto parecido a los salmonetes pero no creo que sea el mismo. De lo que no tengo ninguna duda es de que estará para chuparse los dedos. Yo lo haría porque el pescado me gusta mucho. Con ese tan rico acompañamiento te ha quedado de lujo. Tampoco he probado el tamarillo pero por su aspecto estoy seguro que me gustaría. Delicioso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Qué gran historia la de Ulises, menuda "Odisea" pasó, pero es una novela muy bonita. Como bonito es el plato que nos traes, las docellas son deliciosas, lo que no he probado nunca son los tamarillos tendré que ponerle remedio, seguro que los encuentro con facilidad. Me encanta el plato tan equilibrado que nos has preparado.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  20. Un plato vistoso y muy sano, me encanta!!
    Siempre les das un toque muy personal a tus platos,me gusta mucho visitarte.
    Besos!

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa, que historias tan bonitas nos cuentas siempre, yo que nunca sé qué decir. La receta me ha gustado mucho, aunque no conozco el pescado, pero bueno, igual es que tiene otros nombres y por eso nos despistamos un poco, en fin, riquísimo. Un besote.

    ResponderEliminar