domingo, 23 de marzo de 2014

Pastel Japonés de Queso con Toque Meigo

Una tarde a la semana suelo dedicar algunas de sus horas a visitar a mis vecinos, antes podía ser cualquier día últimamente suele ser la tarde de los domingos, y acompaño mis visitas con un bizcocho o un pastel que les preparo con poca azúcar porque según ellos  el médico no se lo ha quitado, pero les ha dicho que no abusen del dulce. Mis vecinos son un matrimonio mayor (un poco más mayores que mis padres) cuyos hijos no viven en esta ciudad, como tampoco  mis padres. Ellos no lo saben pero me aportan muchísimo más que el bizcocho que yo les llevo y ellos tan encarecidamente me agradecen una y mil veces.  El cuida de Mercedes con todo el amor del mundo, la ayuda en todo y la protege contra todo. Ella desde hace años tiene un amante de nombre alemán, no la deja ni a sol ni a sombra, llena sus días de dolor, rabia y tristeza. La maltrata y le está quitando la vida poco a poco, frente a este despropósito y desaguisado su marido intenta aliviar el daño que le infringe su amante con caricias y palabras dulces. Cuando estoy con ella me cuenta cómo su madre se quedó viuda muy joven y todo lo que peleó y luchó para sacar adelante a sus nueve hijos y lo duro que batalló ella junto a su marido para sacar arriba a su familia. Hoy es domingo y, esta tarde también pasaré un rato con ellos.  La semana pasada les preparé un pastel con dos de las cosas que más le gustan a Mercedes (como buena gallega): el queso y el membrillo. Cuando se lo llevé ella me  volvió a contar cómo de bonita era su antigua casa, justo al lado del mar, como todo el que pasaba por delante se quedaba prendado de su cuidado jardín y de esas flores que ahora no recuerda cómo se llaman, su marido dulcemente le ha dicho: “Merceditas, neniña… eso ya se lo has contado muchas veces”. Se me olvidaba, el amante de mi vecina se llama Alzheimer.

PASTEL JAPONÉS DE QUESO CON TOQUE MEIGO


Ingredientes:

200 grs de queso quark (queso batido)
200 grs de queso crema (tipo Philadelphia)
50 grs de queso  D.O Arzua-Ulloa en trocitos pequeños (toque meigo)
6 huevos (separando las yemas y las claras)
100 ml de leche.
150 grs de azúcar.
60 grs de harina.
20 grs de Maizena.

Pizca de sal.
50 grs de mantequilla (Y  un poco más para engrasar el molde)
1c.s de vinagre de arroz.
½ c.c de bicarbonato.
½ c.c de esencia de vainilla.
50 grs de dulce de membrillo (toque meigo)

Elaboración:

Con ayuda de un sacabolas chiquitín hacemos bolitas de membrillo y reservamos.

Vertemos en un cazo la leche, los quesos, la mantequilla y el azúcar y lo ponemos a calentar a fuego bajo, sin que llegue a hervir, removiendo con varillas hasta que los quesos se deshagan por completo y todo quede perfectamente integrado. El resultado será una crema suave.  Cuando esto esté, apartamos el cazo del fuego y dejamos que se temple.
 Mientras, montamos las claras con una pizca de sal  a punto de nieve (Con varillas o en la thermomix, con mariposa: 8 minutos a 37º, vel. 3 ½ ). Reservamos.
A la mezcla de quesos  le incorporamos las yemas y mezclamos bien.
Añadimos la  esencia de vainilla y luego la harina y Maizena tamizadas. En este momento le añadimos el bicarbonato y el vinagre. Mezclamos todo muy bien.

Incorporamos, la mitad de las claras montadas a punto de nieve a la mezcla, con movimientos envolventes.
Encendemos el horno a 170º calor arriba y abajo.
Incorporamos la otra mitad de las claras a la preparación de queso  y mezclamos todo suavemente y con movimientos envolventes para que no pierda  la mezcla el aire.
Reservamos unas cuantas bolitas de membrillo y el resto lo incorporamos a la preparación.

Engrasamos con mantequilla el molde y vertemos la mezcla.
Ponemos en la bandeja del horno  como dos dedos de agua lo más caliente que salga del grifo  y colocamos nuestro molde con la preparación para cocerlo al baño maría.
Metemos al horno y cocemos a 160º durante 1 hora. Apagamos y dejamos dentro el pastel otros 15 minutos, pasado este tiempo abrimos la puerta pero no sacamos el pastel hasta que no esté completamente frío, con esto evitaremos que el pastel “se baje” como un sufflé.

Versión para compartir, decorada con azúcar dorada y bolitas de membrillo.

Desmoldamos, dejamos reposar  y decoramos al gusto.

La versión mini la he decorado con hoja de cerezo en salmuera y bolitas de membrillo



Nota: el vinagre de arroz se puede sustituir por vinagre de manzana. Y en lugar de vinagre y bicarbonato se puede utilizar impulsor. El azúcar dorado lo he preparado añadiendo colorante alimentario de oro en polvo a un poco de azúcar blanquilla.

50 comentarios:

  1. Una hermosa, tierna y triste historia Sonsoles, que veo muy a menudo, mi madre hace poco está en una residencia, la visito todos los días y veo como ese mal cada vez más a menudo acompaña a más personas!!!
    Tu paste es una maravilla, pero seguro que tu compañía lo es aún más!!!
    Un cálido abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando das recibes muchísimo más de lo que ofreces, siempre... sólo es cuestión de saber valorar. A este maldito amante no lo podremos borrar de un plumazo, pero frente a su maltrato un poquito de compañía es el mejor antídoto. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Una historia muy tierna y triste a la vez...
    Y un rico, muy rico, postre de queso. el membrillo le da un punto muy bueno. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia que se repite con más frecuencia de la deseada. Tienes razón el queso y el membrillo parece ser que "nacen" del mismo árbol, jaja. Bss

      Eliminar
  3. Tiene razón Julia ,es una historia triste pero muy bonita ,y tu eres lo mas ,con los abuelos .Muy buena persona .Y el postre se be delicioso ,me lo apunto .
    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un pastel de queso completamente diferente a todos los que había probado antes, debe ser la forma de cocerse. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Un dulce regalo para esta dulce historia. Gracias, Sonsoles.

    ResponderEliminar
  5. Que triste historia y bella, el postre te ha quedado genial, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Evy, si pruebas a hacer este pastel te sorprenderá su textura y sabor, es como un sufflé de queso, muy ligero. Bss

      Eliminar
  6. Un tipo duro el tal Alzheimer, que goza de poseer el mayor número de amantes, mucho más que Julio Iglesias, aunque lo de éste último es más fantasmada que otra cosa, lo del Alzheimer desgraciadamente es real como la vida misma, ojalá algún día todos esos maridos y mujeres a los que acecha encuentren remedio a su dolor y manden al Alzheimer a tomar viento. Pero hoy Mercedes será un poco más feliz con tu visita y con tu pastel, sin duda alguna delicioso, al menos para mí, porque no seré gallego, pero el queso y el membrillo me encantan. Un besazo corazón y feliz entrada de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy Mercedes se alegró, me volvió a contar que su madre fue muy trabajadora y que tanto ella como sus hermanos iban mejor calzados y vestidos que los más ricos de la aldea... luego me dijo que estaba muy triste, porque hacía dos días que no salía a la calle. Hemos tomado un trocito de pastel y... todo sigue. Un beso y buena semana.

      Eliminar
  7. Buonissimo questo dolce!! cremoso e profumato!! Brava!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia, me alegra que te guste. Un placer tenerte por aquí. Bss

      Eliminar
  8. Generalmente nos olvidamos de nuestros mayores, es así de triste así que tu generosidad para con tus vecinos te honra.Ese pastel y esa visita semanal les dará un ratito de felicidad.
    Queso y membillo es un matrimonio perfecto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles, no me gustaría que te confundieras... yo soy egoísta con mis vecinos, recibo más de lo que doy, mucho más. Y tienes razón, queso y membrillo... juntos siempre. Bss

      Eliminar
  9. Hola guapa, que historia más triste y a la vez más bonita, pues gracias a ti, seguro que tu compañía les da fuerzas para seguir adelante y esos detalles te lo agradeceran desde lo más profundo de su corazón por que eres una persona humana y con un gran corazón, este pastel de queso es una delicia se ve muy esponjoso y rico un besazo cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria Antonia, ellos lo agradecen claro que sí y sus nietos cuando vienen y ven que hay algún dulce... también. Jajaj. qué, cómo vas con las perlas de japón?

      Eliminar
  10. Estoy segura que Mercedes y su marido te agradecen un montón tu visita de los domingos y aunque ella se olvide de las cosas, en el fondo ellos te tienen siempre ahí para que les des tu amor y tu cariño y esos magníficos detalles que para ellos serán manjares, un bico muy grande
    Sofía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sofía, si no comparto... no tengo y si no doy, quizás nunca reciba. Y si algún día empiezo a olvidar desearía que alguien me acompañase. Un abrazo

      Eliminar
  11. Que rico esta tarta de queso, me entran unas ganas locas de meter la cuchara. Buenísimo¡¡¡ Besos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la preparas de gustará, es más parecida la textura a un sufflé que a una tarta clásica de queso. Bss

      Eliminar
  12. Mi abuela lo tuvo también de amante y a mí me llamaba Fernandito,vete a saber por qué :D ...el Alzheimer ese debe ser inmortal como los vampiros y tomar ciripolen de desayuno porque puede con todos , con hombres , con mujeres y sobretodo se ceba en los cuidadores que son los que son conscientes de la situación y no tienen ni un segundo para ellos. Mercedes agradecerá tu visita y luego la olvidará pero el marido te va a hacer un altar por acompañarle y además llevarle una maravilla de las tuyas
    Estoy pensando qué ponerle yo para darle el toque bellotero en vez de meigo, un trozo de jamón no cuela y uno de torta del casar como que no... mejor pongo el estómago y las ganas
    Un besazo Sonsoles, p'arriba guapetona!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Inma. Toque bellotero... ahí va: unas cerezas del Jerte en aguardiente!!! Bss

      Eliminar
  13. Hola, una bonita historia, triste pero endulzada con mucha humanidad por tu parte. Ese azúcar natural que muchas personas olvidan que es tan necesario, quizás hoy más que nunca en esta sociedad cada vez más deshumanizada. Sobre el pastel en este caso secundario no dudo de que el sabor sea de lo más dulce y sobre todo enriquecido con el ingrediente principal la amistad un buen tándem que de seguro ese amante no deseado probablemente le costará olvidar.
    Un cordial saludo desde Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resulta fácil, sólo tengo que cruzar el pasillo y allí están Mercedes y José. La distancia es muy corta, cómo no andar esos pocos pasos?. El pastel les gustó, yo sé que les gustó. Bss

      Eliminar
  14. Una historia estremecedora pero relatada con todo el corazón que se le pueda poner y me llena un montón tu gesto que habla mucho de tí y te cataloga como excelente persona. Bueno, y que te digo del presente preparado, ummmm!!! me ha encantado y vaya delikatessen las bolitas de membrillo con las hojas de cerezo, vaya pasada. Un besazo y feliz semana!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy mejor persona de lo que puedes serlo tu. Tengo un montón de cosas que puedo hacer y que me hacen ser un poquito más feliz, esta es una de esas. Un abrazo.

      Eliminar
  15. Uma história linda e uma sugestão deliciosa, adorei.
    Bjs

    ResponderEliminar
  16. Se me ha roto el corazón con la historia que nos has contado... pero me quedo mas tranquila sabiendo que él la cuidará de Mercedes hasta el final de sus días, que tristeza me ha entrado :( Eres un sol, y con esa visita semanal que realizas, endulzas sus vidas con algo mas que un rico dulce. Estupendo ese pastel japonés elaborado con kilos de ternura. un bsot wuapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar, no soy un sol aunque me llame Sonsoles...la vida es más corta de lo que nos imaginamos y perdemos mucho tiempo en cosas absurdas, hay que ir priorizando. El pastel merece la pena, está delicioso. Bss

      Eliminar
  17. Que historia más emotiva, me he emocionadao , maldita enfermedad!!!
    Demuestras mucha sensibilidad y lo buena persona que eres y una repostrera de 10. menudo pastel!!
    Un besazo enorma.
    Ettore

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la relación con mis vecinos, quien sale ganando soy yo... estoy plenamente convencida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Una historia dulcemente triste, tan real y tan cotidiana. Y un pastel que reconforta y ayuda a olvidar a unos... y puede que a recordar a otros. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chus, te gustaría fotografiar los ojos de Mercedes...todo lo que hay detrás de ellos. Un abrazo.

      Eliminar
  19. Hola, he conocido tu blog apartir del reto que nos ha propuesto María "Cocinando por el mundo", me ha gustado mucho el aspecto de tus galletas pero no encuentro la receta y me gustaría saber cómo las has hecho.
    Me ha gustado tu blog por lo que me quedo de seguidora.
    Bss
    ¡¡Mmm qué delicia!!
    Facebook ¡¡Mmm qué delicia!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, gracias por la visita. La receta no la he publicado todavía en el blog, porque creí que las recetas eran "secretas", pero te la voy a pasar enterita por el Face. Te parece? Voy a ello.
      Bss y deseo que te sientas cómoda en mi cocinaconvistas, será un placer tenerte aquí.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Sonsoles.
      Ya he visto tu mensaje en face y en el blog, la verdad es que internet está últimamente fatal ayer intenté hacerme seguidora tuya y tampoco me dejaba hasta esta mañana no lo he consegudo soy la cocinerilla, así que pacienca inténtalo en otro momento,
      Bss

      Eliminar
  20. una delicia que me encanta como te quedo bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que tu lo dejarías igual o mejor... ya lo veras!! Un beso.

      Eliminar
  21. Es una historia preciosa y realmente triste, es una pena tener que ver a una persona que quieres en ese estado, el marido desde luego se tiene el cielo muy bien ganado y tu eres estupenda por esa compañía que les das, seguro que les alegras los días, no todo el mundo haría eso por otras personas sin nada a cambio.
    Del postre que te voy a decir, se ve delicioso, como todo lo que preparas. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Azucena, la vida está llena de estas historias, pero también las hay muy alegres y divertidas, creo que lo ideal es el equilibrio... Un brazo y gracias por el cumplido, preciosa.

      Eliminar
  22. Hola solo he pasado a comentar que he probado a realizar el pastel y realmente de lujo sencillos sus ingredientes pero el resultado ¡espectacular! Gracias por la receta, me temo que se convertirá en un clásico en casa, como la tarta de queso. Soy una forofa del queso y de la carne de membrillo, que suelo realizar todos los años.
    Un cordial saludo desde Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo me alegra que os haya gustado!!! un abrazo muy grande desde estas tierras meigas.

      Eliminar

  23. El problema esta en poder parar de comer.
    Besos. "La Cocina de Trini Altea"

    ResponderEliminar
  24. No conocía este pastel, se ve jugosísimo.
    Tiene que estar muy rico.
    Gracias por la receta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. ¡Qué pastel de lo más exqusito! Tomo nota de esta receta porque, en cuanto tenga un minuto, la voy a probar. Se ve delicioso. Luego, te cuento que tal me ha quedado.
    Un beso.

    ResponderEliminar