domingo, 7 de diciembre de 2014

Chayote Relleno y Gratinado

Esa mañana cuando Marianela se disponía a peinarse notó que el cristal del espejo estaba cuarteado. O acaso tenía las raíces del pelo blancas?  Había descubierto la muerte de sus encantos  a manos de la vejez, las arrugas alrededor de sus ojos eran mudos testigos del paso inmisericorde del tiempo. Una profunda melancolía llenó su corazón. Llamó a su marido y le pregunto: Arturo… tu  cómo me ves?  Me ves así de vieja, tal como se empeña en mostrarme el espejo?  “Yo te veo igual que el día que nos conocimos, princesa”.  Las palabras de  Arturo le atenazaron la garganta y le humedecieron los ojos, él no era un hombre que se prodigara en palabras  de amor, pero esta era una declaración en toda regla, la más hermosa que le podía hacer. Los brazos de Marianela se aferraron al cuerpo de su esposo. No le reprochaba nada. Solo se colocaba ella y lo colocaba a él ante un hecho irreversible: Esa vejez llegaba al cabo de 30 años de vida en común, a lo largo de los cuales Marianela había vivido por él, para él. Supieron que el tiempo ganaba la batalla pero  que el verdadero vencedor era el sentido de la bondad que los unía y él le dijo: “Me gustaría que me siguieras llevando en tus hombros, como me has llevado a lo largo de tu vida”.

CHAYOTE RELLENO Y GRATINADO





El Chayote lo conocí hace años en México y me encantó su delicado sabor y su gran versatilidad en la cocina. Es muy popular en la cocina de Nueva Orleans, donde se conoce bajo el nombre de Mirliton. En Argentina lo llaman papa del aire y en España lo  encontramos como chayota o patata china. Muy valorado por sus propiedades diuréticas y muy usado en dietas para bajar de peso.



Ingredientes:

2 chayotes
1 pimiento verde italiano (no muy grande).
1 tomate rojo maduro.
½ cebolla.
1 zanahoria.
1 ajo.
3 c.s de aove
1 muslo de pollo.
Unas hojitas de cilantro.
Sal y pimienta.
Salsa Tajín (opcional).
Queso mozzarella rallado.



Preparación:
Cortamos longitudinalmente los chayotes y los cocemos en agua con sal, en unos 15 minutos estarán cocidos (comprobamos picando con un palito). Escurrimos y reservamos.
Mientras se cuecen los chayotes preparamos las verduras y el pollo.

 Pinchamos el muslo de pollo con un palillo (para que no explote en el micro), salpimentamos y cocemos 3 ó 4 minutos a máxima potencia en el microondas. Reservamos.
Picamos muy menuditas la cebolla, la zanahoria, el ajo y el pimiento.

Cuando los chayotes estén fríos, con ayuda de una cuchara vaciamos su interior, reservando la pulpa (que se la añadiremos a las verduras)
El pollo una vez frío lo picamos muy menudo  y lo reservamos.
En una sartén ponemos el aceite y doramos el ajo y la cebolla, cuando estén dorados añadimos el pimiento verde, dejamos que se haga un poco y luego añadimos la zanahoria y el chayote picadito. 

Dejamos que las verduras se hagan un par de minutos más e incorporamos el pollo, lo dejamos un par de minutos y le ponemos el tomate cortado en daditos pequeños. En unos cinco minutos estará todo listo.

Rellenamos los chayotes con el pollo y las verduras, lo cubrimos con el queso mozzarella rallado y un poquito de salsa Tajín y gratinamos en el horno. Cuando salga del horno ponemos por encima un poco de cilantro picadito. 


13 comentarios:

  1. Por favor, siempre me quedo con ganas de seguir leyendo! Tienes tantas historias por concluir que a ver si haces un pensamiento y haces por fin el libro, jajaja, yo quiero el primer ejemplar!!!
    El chayote no lo conozco, la verdad, seguro que es fantástico porque todo lo que tu sacas tiene una pinta tan apetecible que dan ganas de meter el tenedor.
    Un beso enorme, preciosa, que tengas un buen puente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de quedarse con ganas de más... será bueno? Las historias no quedan inconclusas Nuria, ya están contadas, y si alguna queda sin final, ahí es donde tu entras en juego...elige el que más desees. El chayote es delicado al paladar, jugoso, tierno y además prácticamente acalórico, una verdadera delicia. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  2. Hola Sonsoles! ! ! Qué comidas y qué productos más originales nos traes siempre. Gracias a ti estoy aprendiendo muchísimas cosas. Gracias!!! La receta es SUPER, como siempre. Creo que vas a tener que escribir otro blog, lleno de estas historias tan bonitas que nos dejas siempre con ganas de un poco más. Planteatelo en serio, puedes necesitamos tanto tus recetas como tus historias, pero queremos un poco mas!! ! Ay, a ver si tengo suerte y tienes noticias mias antes de que te vayas allende los mares. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digas eso Isabel, todos aprendemos unos de otros, yo sólo muestro lo que cocino y como en mi casa y creo que puede gustar a alguien más, sobre todo por la sencillez de su elaboración. Todos tenemos historias para contar, a mi me gustan mucho las tuyas, siempre me emocionas. Un enorme abrazo.

      Eliminar
  3. Ayyyy, qué me has dejado a medias jajaja. Sonsoles eso no se hace, que me apetecía saber algo más de Marianela....tienes que hacer los microrrelatos más largos, los quiero maxi, que nos dejas a tod@s con los dientes largos.
    Bueno, pues aquí otra que no conoce el sabor de los Chayotes, los he visto en el algunas fruterias, pero nunca los compré. Seguro que están riquísimos y que con el relleno que les has hecho, más todavía.
    Besotes gordos mi niña, feliz Domingo.
    P.D: El segundo ejemplar pamí !!!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria cariño, la historia ya está completa. Esta es una historia de amor sacada de la vida misma. De qué vida? Adivina? Lo que importa es lo que nos decimos y cuándo nos lo decimos.
      Animate con los chayotes, te sorprenderá su extremada sutileza. Un enorme abrazo.

      Eliminar
  4. Una preciosa introducción Sonsoles!!!!
    Siempre nos dejas con ganas de más ;)
    Desconocía este tipo de patata, pero siento gran curiosidad por preparar esta riquísima receta:)
    Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nines. Si tienes oportunidad, no dejes de probar los chayotes, con este u otro relleno. Incluso en bizcochos están deliciosos. Como digo es una verdura muy versatil. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Sin duda, una receta maravillosa y muy apetecible.

    ResponderEliminar
  6. Al chayote, mi frutero lo llama "patata de pobre" o "xuxú", los que él vende tienen la piel con pinchos, por lo que los pongo a cocer enteros, una vez cocidos ya no pinchan y se pueden pelar sin lastimarse. Los preparaba con vinagreta, pero ahora usaré tu deliciosa receta. Graciñas.
    Ah, "mencaaancantan" tus micro relatos, y que no tengan final me fascina, das opción a que funcione nuestra imaginación... Si los editas, reserva dos docenas para las "chikas", aunque no son de mucho leer, andan atareadas en otras labores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, si das la cara prometo recoger todos los relatos y hacerte un libro con ellos, ya sabes que estudié Encuadernación Artística, así que...hasta en piel te hago las tapas...jaja. Pues tengo yo que decirle a mi frutero lo del xuxú, que el creo que no lo sabe,lo de los pinchos si..pero lo del xuxú no. Besos

      Eliminar
  7. la virgen!!! yo quiro, que pintaza tienen. perdonad que no os visite tanto como antes, pero voy un poco de cabeza y a duras penas tengo tiempo para escribir en el blog una vez a la semanas.
    un besazo

    ResponderEliminar