domingo, 18 de enero de 2015

Tres Chocolates...Una Tarta

Pertenezco a ese tipo de personas que  elabora teorías extrañas sobre cualquier asunto por trivial que este pueda parecer y hasta ser. Tenía que hacer un viaje que llevaba posponiendo años, muchos años y quizás no hubiera muchas más oportunidades. Cuando regresé de mi soñada visita a tía Ángeles, no tuve sensación de melancolía hasta llegar a casa y ver el beso largo de una pareja de novios en el portal. Esta escena me paralizó. Un beso, y se me vino el mundo encima. El beso de una pareja de  novios en un portal puede provocar una grieta en el alma por la que entra la melancolía y el calor de las noches de verano de la infancia.  Esta pareja de novios no pretendía sino, alargar la noche y retrasar la despedida con un beso lento, minucioso, interrumpido de vez en cuando por la necesidad de comprobar (pienso), antes de seguir, que quien entraba en el portal no ejercía de mirón. Se miraban a los ojos, se susurraban algunas palabras y luego el beso renacía. Ese beso escondía las conversaciones largas y los planes de un futuro compartido por los labios. De pronto, me sentí envuelta por otro tiempo. Olí a apuntes de universidad, a piso de estudiantes, a tardes de sentadas en las escaleras de Anaya. Olí a rumor de aula universitaria, a paseos por la Plaza Mayor. Entré en el ascensor de casa, ya es antiguo, pertenece al pasado, igual que algunos besos, y  pensé que estas escenas me parecen costumbres de otra época, que son tan escasas que parecen irreales, la gente ya no se besa en los portales al menos, no como cuando éramos pequeños, los novios no tienen la necesidad de robar unos minutos al horario para invertirlos en despedirse en el portal. Y como eran besos, besos te traigo:

`TRES BESOS, TRES CHOCOLATES…UNA TARTA
TARTA DE TRES CHOCOLATE


Ingredientes:

175 gr. de chocolate blanco (Esmeralda- choco bio leche 35% cacao)
175 gr. de chocolate con leche (Nampán- choco bio leche 32% cacao)
175 gr. de chocolate negro (Cacao Barry Mexique origene rare 66% cacao)
900 gr. de nata (35% M.G)
2 huevos
1 yema de huevo
3 hojas de gelatina


Elaboración:
 
Hidratar 5 minutos en agua fría las hojas de gelatina.  
Por separado, fundimos los chocolates al baño maría.
También al baño maría, batimos los huevos y la yema, y le añadimos las hojas de gelatina, continuamos batiendo hasta que se forma una crema esponjosa y... se retira del baño maría.
La mezcla anterior se divide en tres partes que se añaden a cada uno de los chocolates. 
Se monta la nata, la dividimos en tres partes y se mezcla cada parte con cada uno de los chocolates (una parte con el chocolate blanco, otra con el chocolate con leche y la otra con el chocolate negro).

Primero se echa el chocolate negro y se mete en la nevera para que se solidifique, cuando ya está se le añade el chocolate con leche y se vuelve a introducir en la nevera y finalmente el chocolate blanco (Podemos acelerar el proceso de solidificación recurriendo al congelador).
Si lo que utilizamos es un molde no desmontable el orden de los chocolates sería al revés para que al desmoldar la tarta (volteándola) quedase el chocolate blanco por encima.


Cuando la tarta está solidificada se puede decorar con  frutas, fideos de chocolate, mini-bolitas de chocolate..., o cualquier decoración que consideremos oportuna.


La he decorado con bombones de chocolate kisses.
Se puede congelar. 



Nota:  Me equivoqué y la mezcla de yemas y gelatina la uní con la nata y luego con el chocolate, el resultado final fue que la tarta quedó un  poco más sólida que otras veces, no tan esponjosa, pero aun así me sigue gustando muchísimo más que las que se elaboran con cuajada.



25 comentarios:

  1. Buenos días, preciosa tarta con esos bombones de chocolate ummmm se ve deliciosa la última foto esta para sacarle brillo a la pantalla del ordenador si parece que esta pidiéndote a gritos cómeme te he dejado una regalito en mi blog por tu dedicación y esfuerzo, un fuerte abrazo y mil bst

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Sonsoles!! Hoy con tu relato hasta yo he sentido la melancolía de los besos de juventud, y eso que afortunadamente, de momento no me puedo quejar de no tener besos bonitos cada mañana.
    La tarta de tres chocolates es un pendiente que tengo y que siempre, no sé porqué, voy posponiendo. Aunque, seguro que no me hubiera salido así, con esa calidad de chocolates tan estupenda que has puesto en esta tarta, ya son toda una garantía. También hubiera caído en el tópico de poner cuajada, y ahora que veo tu versión me gusta muchísimo más. Gracias por la receta y miles de besitos.

    ResponderEliminar
  3. è davvero fantastica!!! Sei sempre molto brava Sonsoles! Un abbraccio :)

    ResponderEliminar
  4. Espectacular tarta, me ha encantado, y yo adoro el chocolate!! y los besos... bueno qué decir de los besos.... muchas gracias por esta deliciosa historia y deliciosa receta... abrazos enormes!!! y muy bonita semana!!

    ResponderEliminar
  5. Un precioso relato Sonsoles y para no desmerecerle...una deliciosa tarta!!!
    Un beso muy cariñoso!!!

    ResponderEliminar
  6. Soy adicta al chocolate pero esos kisses no me gustan. Mi suegra nos manda contínuamente paquetes y paquetes de kisses (es lo malo de no haber dicho la primera vez que no nos van, jajaja), así que tengo para vender y regalar. Pero tu tarta es una preciosidad, además de que tiene que estar de escándalo como todo lo que haces, si es que tiene una mano mi niña...
    Kisses, kisses y más kisses!

    ResponderEliminar
  7. Me has recordado a mi,yo soy de esa época de besos en el portal para despedirrnos.y no me extenderé más al respecto por cuestiones obvias.
    La versión de la tarta tres chocolates que has hecho me parece fantástica porque, gustando mucho en casa la otra, a mi se me antoja pesada.
    No dudes en que la probaré en cuanto se presente la ocasión.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Que bonita te ha quedado , menudo corte seguro que es una delicia!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. mi adicción al chocolate hace que esté babeando en estos momentos!!! que tarta tan buena...casi diría que es lo que mas se aproxima a un beso...jajaja. Be.
    Julia

    ResponderEliminar
  10. Un lujo de tarta, te ha quedado para chuparse los dedos, besos

    ResponderEliminar
  11. Me han encantado tu relato y tu tarta tan maravillosa!!! Y como dice Julia estará tan buena que sabrá a un beso.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Ah, aquellos besos de noches interminables! Gracias por revivir aquellos recuerdos.... Y por este otro beso de chocolate. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  13. La tarta magnífica y seguro que la probará con gelatina. ya que es una tarta frecuente en casa. Los chocolates que has utilizado deben darle un toque de sabor espectacular. Un beso!!

    ResponderEliminar
  14. Besos añorados sin duda los de la juventud pero sin duda más que aquellos, me guardo en mi corazón los de un hijo en cualquier ocasión. Una tarta que quita en sentió como se dice por mi tierra y que me gusta la mires por donde la mires, porque no tienes que decidirte por ninguno al tener los tres en un solo bocado, ¡¡¡Exquisita!!!
    ¡¡Un abrazo y te deseo que tengas una fantástica semana!!

    ResponderEliminar
  15. Hola guapísima.
    Creo que a más de una nos has removido los recuerdos con ese portal. Algunas frases te las copio, porque son preciosas. Ayyy, que sensiblona estoy hoy pordios ;)
    Oye además de tu microrrelato que ya sabes que me encanta, la tarta está para kissearte de arriba a abajo jaja, rica hasta decir basta.
    Hasta los fallos que nos cuentas, te han quedado perfectos.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  16. Que sepas que al ver tu tarta m ehe levantado a por un trozo de chocolate jajja me encanta el chocolate
    Hoy no tengo tiempo a leer la historia que tanto me gusta leerte, pero sea otro día.
    La tarta maravillosa y esos bombones uhmmmmmmm .esta divina
    Besinos
    El Toque de Belén

    ResponderEliminar
  17. Leyendo tu entrada creo que nos has echo a tod@s que nos volvamos al pasado, a recordar momentos que uno tiene, no olvidados, sino guardados en nuestro recuerdo y que son bonitos de volver a recordar, aunque sea con melancolia, ha sido una entrada preciosa.
    Sobre la tarta que te voy a decir, que esta para pegarle lametones a la pantalla, jaja, se ve buenísima y que quieres que te diga yo la veo perfecta.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  18. Me encanta esta tarta en todas sus presentaciones, te ha quedado maravillosa! Y como no, un relato precioso!
    Besicos.

    ResponderEliminar
  19. Jajajaja, pues yo tambien era de besos en el portal...de una casa que no era la mía ni la suya claro, pero siempre en el mismo portal, al final resultó que mi futuro cuñado vivía allí,jajaja seguro que más de una noche nos interrumpió,jajajaja
    No hay interrupcion que no se cure con una pedazo tarta como esta Sonsoles, es espectacular y esos kisses pa mi hija pequeña que le encantan
    Un besazo

    ResponderEliminar
  20. Creo que nos has hecho a todas recordar tiempos pasados, donde robábamos un minuto de tiempo al reloj para demorar la entrada a casa y es cierto que ya los besos de los novios no eran como antes, pero claro los tiempos cambian y con esta tarta los recuerdos son mejor, esos que nunca se olvidan y que recordaremos cuando veamos una situación parecida, por cierto tus fotos tampoco estan nada mal,besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  21. Qué tiempos aquéllos...
    La tarta me ha encantado, es preciosa, y una delicia, y lo que más me gusta es que se puede congelar, me parece utilísimo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  22. Que pinta tiene esa tarta, una delicia, me quedo por aqui! un beso!

    ResponderEliminar
  23. Muchas veces vemos escenas en el presente que nos recuerdan haberlas vivido en el pasado y nos retornan la melancolía, la añoranza, pero ya quedan lejanos aquellos tiempos y estamos en estos, si hay un alimento que me hace salir de dicha melancolía es el chocolate, incluso solo ver las presentaciones que invitan a probar una degustación ya me reponen.

    ResponderEliminar
  24. Nada mejor como una presentación de surtidos y pasteles de chocolate para escaparse una sonrisa.

    ResponderEliminar
  25. La tarta de chocolate siempre ha sido mi postre favorito.

    ResponderEliminar