domingo, 17 de mayo de 2015

Yuca Revolcona

Me ha llamado Maruchi para decirme que venían a comer Paqui, Teresita y ella; que ya estaban de vuelta de Tenerife y que querían enseñarme el moreno que traían. La verdad es que ha sido toda una sorpresa, nunca pensé que una terapia fuera tan efectiva y que Teresita hubiera perdido su miedo a volar en tan poco tiempo. Ya me contarían. Me han pedido que les preparara algo reconfortante (traducción: contundente) y que por el postre no me preocupara que ellas traían una tarta. Han llegado tarde, un poco descolocadas y la tarta parecía haber sufrido varios "vaivenes" fuertes. Maruchi echaba chispas “la culpa es de Paqui, que cuando hemos llegado a su casa nos dice que el coche lo tiene en el taller y que teníamos que coger el bus…fíjate, en bus!!” Paqui ha respondido toda digna es  que aquí las damas con los “y tantos” nos hemos vuelto muy elegantes y montar en bus con una tarta es una pobreza!! "y en un día de partido grande, una torpeza" Teresita ha contado que lo de su terapia fue rapidísimo, que a través de Paqui contactó con un psicoanalista  de corriente ecléctica, de  allén de los mares que la citó en la cafetería del aeropuerto (así, para empezar). A la reunión fueron las tres, claro. Paqui y Maruchi temían que a Teresita esto le provocara un “pallá” y el viaje a Tenerife quedara en el aire de por vida. Por fortuna, en  la cafetería del aeropuerto y rodeada de aviones, Teresita no mostró signo alguno de malestar y se pidió un gin tonic para soltarse un poco a hablar con el psicoanalista.  Éste le preguntó:” Y vos, desde cuando hace que sentís ese pánico a los vuelos?” Teresita habló: La culpa la tiene Ernesto.  “Quién es Ernesto?” Ernesto fue mi primer novio que siempre me pedía cosas de lo más y cuando yo le decía que no, pues él me decía: tú lo que tienes es miedo a volar, eso es lo que tienes, miedo a volar. Y tanto repetirme lo del miedo a volar, al final me convencí de que yo realmente tenía miedo a volar y hasta hoy que sigo con ese miedo. “Podés explicarme qué tipo de cosas os pedía? No logro captar la intensidad de la fobia” Para que se haga una idea, cosas a lo Grey pero en plan pueblo…y yo por aquel entonces, de sombras… pues, las justas.  Teresita dijo que a estas alturas Paqui y Maruchi  se fueron a tomar el aire, pero que sabe que lo que iban era a reírse, que las conoce. El caso es, que el psicoanalista habló un rato más con Teresita, se vieron posteriormente en dos ocasiones, y otra siguiente para realizar un viaje a Barcelona ida y vuelta y todo solucionado. Que he cambiado el miedo a volar por  un romance con el psicoanalista de allén de los mares que me llama de vos!!!  Este es el resumen, feliz resumen, de Teresita…Han venido morenas, morenas y con un apetito acorde al tono de su piel. Tanto es así que de la yuca no ha quedado ni el más leve indicio de que se hubiera preparado: 

YUCA REVOLCONA                 

Pues sí, esta es una “fusilación”  de las famosas patatas revolconas o patatas meneas que ponen de tapa en casi todos los bares de Salamanca.  Como yo la cocina a veces  la interpreto, como diría Frank Sinatra, “A mi manera”,  ve poniendo a Franky a cantar aquello de"My Way" mientras te cuento como preparar la YUCA REVOLCONA.

Yuca Revolcona


Ingredientes:

2 yucas (1kg aprox.)
2c.s de pimentón dulce de la Vera.
1 hoja de laurel.
2 ajos picados.
Sal.
250 grs de magro de cerdo adobado (muy picadito).
3 tiras de panceta semicurada de 1,5 cm de grosor.         
Aove (cantidad necesaria).

Elaboración:

Pelamos las yucas, las troceamos y las ponemos a cocer con sal y la hoja de laurel, cubiertas de agua durante 20 minutos (tienen que quedar  muy tiernas para poder molerlas fácilmente).

Yuca Revolcona

 Mientras se cuece: En una sartén con un poquito de aceite ponemos la panceta cortada en trocitos a fuego suave, que vaya soltando la grasa para que quede dorada y crujiente. Llevará su tiempo, removemos de vez en cuando. Podemos ir friendo el magro de cerdo.
En una sartén ponemos aceite al fuego y cuando esté caliente le añadimos los ajos picados, dejamos que se doren.

Yuca Revolcona

Una vez que los ajos están dorados echamos el pimentón, teniendo cuidado de que no se requeme (pues amargaría) removemos un poquito y separamos la sartén del fuego. 

Yuca Revolcona

Retiramos la hoja de laurel de nuestra yuca y le añadimos el contenido de la sartén (el sofrito de ajos y pimentón), removemos bien y aplastamos la yuca hasta que quede triturada, más o menos como  un puré espeso.

Yuca Revolcona

En la fuente donde vayamos a servirlo (mejor si puede ir al horno, o al microondas por si hay que calentar en el último momento) pondremos primero una capa de yuca revolcona encima picadillo de magro, cubrimos con otra capa de yuca y rematamos con los torreznos crujientes de panceta.

Yuca Revolcona


Nota: He de deciros que las tres figuras (Maruchi, Teresita y Paqui) cuando probaron esta Yuca Revolcona dijeron al unísono: SOBERBIA!!!

Nos vemos el viernes con algo....que te gustará, ha pasado el control ESO (10 personas esta vez, hasta hubo que repetirlo) con  nota de relamerse y suspirar mientras  dicen eso de..."por favor, hazmela otra vez".

14 comentarios:

  1. Que estupendo plato, eres una artista de lo las simple haces que sea un lujo, no me extraña que tus amigas estén tan contentas, yo también repetiría. Mira que no soy muy de yuca, tendré que probarla sin remedio.
    Feliz domingo!

    ResponderEliminar
  2. Cómo me gustan tus historias Sonsoles y tus amigas me encantan. El plato una delicia, nunca he probado la yuca, pero tiene una pinta impresionante de verdad.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay Sonsoles!...yo con tu platito de tu yuca, te digo, que a mi manera, no tengo ningún miedo a volar, que no hija mía, que no me hace falta ninguna sombra, porque con el revolcón que le voy a dar a tu plato, me voy a quedar muy a gusto.
    Cuánta razón tienen tus amigas, como siempre, has estado ¡¡¡SOBERBIA!!!
    Besos guapa, espero que me sigas alegrando los domingo mil veces y otras mil más.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Sonsoles!! ¡¡Sin duda tus amigas son lo más!! Ya son parte también nuestra, y ya las sentimos como si las conociéramos. Me alegro que por fin Teresita haya perdido su miedo a volar y que para celebrarlo hayas preparado este plato tan rico. A mi me encanta versionear las recetas, así que este My Wey tuyo me encanta. Nunca he probado la yuca, pero seguro que me gusta muchísimo.¡¡Otra receta de 10!! Besitos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  5. Pues la cuarta figura que soy yo, también te lo digo igual: SOBERBIA !!!
    La yuca la primera vez que la comí acompañando unos tequeños, me parecieron que iban a saber a pocas, pero aunque tengan esa apariencia cómo cargan, y qué buenas están.
    Me alegro mucho por Teresita, creo que está haciendo todos los "vuelos" que le faltaban en la vida jaja, con sus luces y sus sombras la mujer . . . que lo disfrute y se reconforte con tus revolvonas para coger fuerzas jaja
    Una maravilla de plato mi querida Sonsoles, rabiosamente rico y sabrosón, como tú.
    El viernes aquí estaré para disfrutar de nuevo.
    Besotes gordos y feliz Domingo.

    ResponderEliminar
  6. Hay que reconocerle al gin tonic la ayudita extra que aporta al miedo a volar, tanto al superado como al activo :)

    Una maravilla esa yuca revolcona, nunca había visto hacer revolcona con este tubérculo!

    ResponderEliminar
  7. Jajajajaja,no hay fobia que no cure un buen psicoanalisis con gintonic, no sé en que orden...aunque estoy segura que le pones la foto de la Yuca diciendole que solo la probara al acabar el vuelo y es capaz tambien de superar la fobia con tal de comerse el plato
    La yuca solo la prepare una vez, la hice frita y no les gusto mucho a las "Princesses" asi que nunca mas pero las revolconas les encantan, estoy segura que si me callo da el pego,no? desde luego la foto es pa relamer el cuenco...esto sí que es un "recuerdo de la infancia",jajajaja anda que ya le vale al del restaurante, lo que me he podido reir Sonsoles
    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Jajjajajja Sonsoles, me encantan tus historias ( cuando tengo tiempo a leerlas, que no es siempre) jjaja le salio bien Teresita ha hecho buen cambio .. jjaja a ver como sigue la historia.
    Tu yuca seguro que deliciosa, a mi con las patatas me encanta. y así lo probare un día de estos.
    Besinos
    El Toque de Belén

    ResponderEliminar
  9. Nunca he probado la yuca pero seguro que preparada por ti es una delicia. la próxima vez que la vea no dudaré en comprarla.
    Y como siempre tus amigas son la alegría de la huerta, jajajaja!! da gusto que nos las traigas para disfrutar de ellas, bessos para todas y uno grande especialmente para ti!!

    ResponderEliminar
  10. Con que a lo Grey en plan pueblo...jaja...desde luego que eres auténtica contando estas historias , me parto contigo Sonsoles , anda que llevais una terapia con la leche el gintonic que pa que las penas , aunque espero tomarme más gintonics por aquí porque me lo paso bomba...aunque te voy a contar un secreto ..me confieso que soy virgen..con la yuca, digo..no la he catado nunca, asi que me guardo tu receta que viniendo de tus manos seguro que triunfo como tu..esperando tu próxima receta de viernes..con o sin amigas...tu mandas..
    un besazo corazón , con la venia...me llevo a tu Sinatra...

    ResponderEliminar
  11. Ponga un psicoanalista argentino en su vida, jajaja, si es que deberían patentarlo... es lo más, ser psicoanalista y argentino. Mi hermana estuvo en una psicoanalista unos meses pero la tía era una borde de mucho cuidado, y yo ya se lo había advertido, niña, que si no es argentina no hay nada que hacer, jajaja. Me ha encantando tu historia tanto como tus revolconas con yuca, anda que no te has ido lejos con ese ingrediente, me temo que en Salamanca no estarán por la labor, pero a mi me has conquistado!
    Un beso preciosa, que tengas una semana fantástica

    ResponderEliminar
  12. Hola Sonsoles, cómo son de divertidas estas amigas tuyas... Nunca he probado la yuca pero viendo cómo la has preparado seguro que me gusta el plato. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Desde luego tú con tus amigas estas de lo más entretenida, no podras decir que te aburres con ellas, jaja.
    Sobre el plato te diré que no he prabado nunca la yuca, aunque seguro que con esa receta de las patatas revolconas tienen que estar de muerte, porque tienen una pinta estupenda, yo las comería ya.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Menudo plato de fusión te has marcado, desde luego estamos aprendiendo de tus manos a conocer platos de lo más original y apetecibles. Muchos recuerdos a tus queridas amigas y un gran abrazo para tí.

    ResponderEliminar