domingo, 14 de junio de 2015

Enrejado de Cerezas y Queso sobre Mazapán

Aquella mañana amaneció vestido de perdedor. Sin atreverse a pensarlo abrió los ojos. Como lo había imaginado, la luz de un hermoso sol atravesaba los ventanales y a su alrededor todo era luz y calidez. Pero sintió ganas de llorar o algo que se le parecía bastante. Salió a la terraza y encontró la mañana hermosa y tibia que había presentido, aun así pensó que él siempre veía lo peor, incluso en una mañana tan hermosa como aquella. Y últimamente sí que tenía excusas para ver lo peor o al menos, para sentir esa angustia que le quemaba en lo más hondo de su alma, allá donde uno deja de ser uno para ser todos. Quién te mandó enamorarte?  Si allí había un montón de chicos,  si muchos lo daban todo por nada, por qué te fijaste en este? Él, que siempre había saltado por encima de cualquier relación comprometida o atadura, que compartir un compromiso le daba un vértigo infinito del que sólo atisbaba una caída al abismo. Ahora se encontraba desarmado, vencido… esperando que el móvil sonara y en la pantalla apareciera su nombre. Su nombre era lo único que conseguía traer la paz a su corazón. Un pequeño cupido se posó en su hombro y le susurró al oído sabes por qué te toca a ti? Pues porque a mí me da la gana. Así que olvídate, esta vez perdiste la batalla. “No quiero quererle, te lo juro”. Sigue queriendo y no jures en vano.  Y el móvil sonó, en la pantalla apareció su nombre y con él el sosiego llegó a su corazón y, al contestar él le dijo: Ya mismo llego.  Pasaron el día juntos y,  en el calor de la noche, mientras cupido disparaba sus flechas con ambos ojos vendados, llegó el momento de la confesión: “Un día de estos me llevará la policía esposado porque descubrirán tu cuerpo… cosido a besos”

ENREJADO DE CEREZAS Y QUESO SOBRE MAZAPÁN.

Enrejado de Cerezas y Queso sobre Mazapán.

Para esta receta recurrí a la Ganaché de chocolate que había preparado con cerezas y queso y que no dejó indiferente a quienes la probaron, a ver que sucede esta vez, que no hay chocolate por medio.

Ingredientes:

Base de Mazapán:
100 grs de almendra sin piel muy molida.                                                   
100 grs de azúcar glass.
1 clara de huevo ( grande).
Bordes de la tarta y enrejado:
150 grs de pasta brisa.
Relleno:
500 grs de cerezas del Jerte (ya sin pipos).
100 grs de agua.
25 grs de licor de cerezas.
110 grs de azúcar.
25 grs de maizena.
1 lima (su zumo)
1 haba tonka rallada (sustituible por 1 c.c de aroma de vainilla)
250 grs de queso mascarpone.
Brillo de cobertura:
Glaseado de manzana.

Elaboración:
Relleno:
Ponemos todos los ingredientes del relleno (menos el queso) en un cazo al fuego y cocemos durante 15 ó 20 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue la preparación al cazo. Retiramos y dejamos enfriar.
Base de mazapán:
En un bol ponemos la harina de almendras y sobre ella dejamos caer el azúcar glass tamizado. Añadimos la clara de huevo y amasamos hasta conseguir una masa suave y homogénea que colocamos entre dos plásticos de cocina (o film transparente) y extendemos con el rodillo.
Untamos nuestro molde (de fondo desmontable, a poder ser) con mantequilla o spray antiadherente y ponemos la base de mazapán.
Forramos los laterales del molde, montando un poquito sobre la base de mazapán, con masa brisa (he aprovechado una poca que me sobró de otra preparación, que aquí no se tira nada).
Encima de la base de mazapán echamos el queso mascarpone, distribuyendo una capa lo más homogénea posible. Vertemos ahora nuestro relleno de cerezas y le hacemos el enrejado con unas tiras de masa brisa (yo anduve un poco escasa, como he dicho en parte lo hice para aprovechar la masa brisa que tenía de sobra). 
Encendemos el horno a 180º.

Enrejado de Cerezas y Queso sobre Mazapán.
Pintamos con leche  el enrejado, lo  espolvoreamos con azúcar glass  e introducimos en el horno (en la 2ª rejilla, empezando por arriba)  con calor abajo y aire durante 20 minutos.

Enrejado de Cerezas y Queso sobre Mazapán.
 Los últimos 5 minutos si vemos que no está muy dorado le ponemos el calor también arriba, controlando que no se queme.

Enrejado de Cerezas y Queso sobre Mazapán.

Brillo final:
Calentamos el glaseado de manzana y cuando está líquido pincelamos la superficie de nuestro enrejado y la decoración que hayamos elegido.

Enrejado de Cerezas y Queso sobre Mazapán.

20 comentarios:

  1. Que preciosa historia. Yo quiero sentirme así cada mañana, aun cuando no me suena el teléfono, me pongo frenética esperando a mi amor, el lo es todo para mi, pues cupido lo quiso así hace ya 32 años.
    Sosoles el amor a veces duele tanto, que el único consuelo es una caricia o un beso tan dulce como tu pastel.
    Precioso, me dejas como siempre disfrutando el domingo, tan feliz que no quiero despertar de este maravilloso ensueño en el que me sumerjo mientras disfruto con tu relato.
    Mil besos guapa, y no me faltes nunca.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esa frase final.." un día de estos....." que dulzura, como esta fantástica receta que me ha dejado extasiada!!!!
    Qué grande eres Sonsole!!!!
    Bikiños a tutiplen!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Que ricura de tarta, solo de verla ya se me hace la boca agua. Preciosa historia, la ultima frase es maravillosa.

    ResponderEliminar
  4. Wow!! qué delicia!! en cuanto pueda la tendré que preparar... un post excelente!! de principio a fin... abrazos!! :)

    ResponderEliminar
  5. Hoy tenemos historia con final feliz ,que todo no van a ser penas.
    A mi me ganas con el relleno de cerezas y mascarpone,no necesitó chocolate para nada.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  6. Preciosa historia, como todas las tuyas...da gusto visitarte...
    Una deliciosa tarta, te aseguro que en casa no duraría mucho...sobre todo porque a mi las tartas de frutas me encantan!! Bs.

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Sonsoles!! Hoy tu historia ha terminado, ¡¡y bien!! ¡¡Qué está sucediendo!! Aunque nada más leer que hoy se había vestido de perdedor, ya imaginaba lo peor, y no, me ha sorprendido. Y es que últimamente todas las mañanas me visto de perdedora (aunque afortunadamente no en el amor), sí en otros aspectos, así que ojalá, tena un final tan feliz como el de tu historia.
    Sólo tartas como esta me hacen olvidarme que llevo el traje de perdedora puesto y me reconforta muchísimo leer los ricos ingredientes que lleva, la buena presencia de la tarta y el sabor tan increíble que debe tener. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Sonsoles, como siempre (y no me canso de decírtelo...) una historia preciosa, para disfrutar palabra a palabra. Pero, además, una receta tentadora de querer estirar la mano para tomar una porción de este enrejado que se come con los ojos. Seguramente te ha quedado estupendo por donde se o mire porque la combinación de sabores y texturas suena deliciosa. ¡Éxito asegurado!
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  9. uuufff, menos mal que acabaste ahí la historia que ya iba a sacar yo los dos rombos...mente calenturienta la mía,jajaja...lo que me gustan las historias que acaban bien, no como mi suelo que lo tengo arañado con los dientes de ver las fotazas de hoy...te has apuntado con Maculín a un curso de fotografía que ultimamente estais que lo tirais, es que veo la foto del corte y me dan ganas de ir probando cada capa por separado porque todas a la vez debe ser hasta pecado...que pintaza Sonsoles!
    Un beso y buena semana guapa

    ResponderEliminar
  10. Sonsoles la historia más bonita siempre está aquí, ésta me ha cautivado por muchos motivos. Como lo ha hecho tu enrejado donde me quedaría atrapada con gusto!! un beso preciosa

    ResponderEliminar
  11. Preciosa historia y divino el enrejado de cerezas que tiene un corte....
    Un saludo de las chicas de Cocinando con Las Chachas

    ResponderEliminar
  12. Ais. Que bonito. Cosido a besos... Precioso.
    El enrejado espectacular, que voy a decirte... con ese pedazo de corte.

    ResponderEliminar
  13. Precioso relato y preciosa receta. Venir aqui es un gustazo siempre, la receta una vez hecha se disfruta pero se acaba, los relatos se releen una y otra vez. Un placer, niña, como de costumbre.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Ay...Sonsoles...creete que me la he leido tres veces y me he metido tu tarta entre el camino..joer..y me he quedado con ganas de más..yo creo que lo has hecho adrede , a que si? ..dale vidilla a esta pareja que yo quiero mas...porfapleasee..!!! esta tarta es un pecado mortal , cuando la prueben seguro que te sacan a hombros si es que eres una A R T I S T A ...!!!
    besitos grande

    ResponderEliminar
  15. Siempre me emocionas con tus relatos, que soy de lagrima floja, tu tarta me ha conquistado y no le falta chocolate, como dice Macu es un pecado y tu una artista besos

    ResponderEliminar
  16. Hoy no sé si me gusta más la historia o la receta.

    Vale, ya lo he decidido. Me quedo con ambas. Gracias por estas entradas tan bonitas y por estas fotos tan deliciosas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  17. Hola guapísima !!!
    A la tercera va la vencida, eso dicen ¿no? porque son las veces que he leído tu entrada. Empecé el Domingo, y me gustó tanto...tanto, que me quedé sin palabras y me fui disfrutando. Hay veces que cuando una está saboreando las cosas, es mejor callar (o dejar de teclear). Además hoy tenemos hasta final y encima feliz, si es que lo has bordado, como todos tus micro relatos.
    Te voy a decir una cosa, algunos con menos talento que tú, tienen premios nacionales y best sellers....
    Y ahora vamos a por la receta. Si hubiera podido saborear un trocito de tu enrejado, hubiera sido feliz totalmente por unos momentos. Ya sólo mirarlo te alegra el día, y te entra un ataque de gula que ni te cuento, pero encima es que has puesto unas fotos, que son un castigo para el que viene.
    Espero que esta pareja tenga más capítulos que una telenovela venezolana jaja....di que siiiii porfi porfi porfi ;)
    Besotes regordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. Hola Sonsoles. Tienes mucha facilidad para los relatos y supongo que tendrás ya preparados un buen número de ellos y al final conseguirás crear un libro que, a resultas de los que leo, será muy interesante.
    En cuanto a este enrejado te diré que el mazapán aunque me gusta no me llama mucho porque para mí me resulta un tanto empalagoso, al menos esa es mi impresión aunque puede ser debida a que solo he probado el industrial y no el casero ya que nunca lo he hecho. El que has utilizado creo que me encantaría y como base de esta tarta hará del conjunto una verdadera tentación ya que la cereza es una de las frutas que más me gustan. Me comería un buen trozo porque no me cabe duda de que estará de rechupete.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Que bonita ¡¡ la historía es preciosa, es muy emocionente, no apta para lloronas como yo, jeje.
    El pastel, espectacular, tanto de sabor que tiene que estar buenísimo, como de presentación, me ha encantado, tiene un corte estupendo, un cachito leyendo tus relatos vendría de maravilla, delicioso.
    Un besazo.

    ResponderEliminar