domingo, 17 de enero de 2016

Bacalao, Uchuvas y Naranja

El olor de la tierra recién regada, el perfume matinal de las flores, el cielo azul sin la mácula de una nube y el canto de un jilguero desde el ramaje de un cerezo cuajado de flores le parecieron a Amelia componentes extraordinarios de la vida, regalos de la naturaleza sin los cuales no era posible vivir. Y si uno se ve obligado a pasar por el mundo despojado de la posibilidad de disfrutar de estos simples prodigios? Si uno se despierta cada amanecer asediado por la fealdad y la sordidez más compactas, atrapado en un pantano que te arrastra hacia el invento del día a día? El jilguero trina igual para todos, la misma melodía, en los mismos tonos? Amelia se miró las manos, y volvió a levantar los ojos hacia el patio, convencida de que, a pesar de las carencias y frustraciones sufridas por años, todavía podía considerarse una persona afortunada, pues ni ella ni sus amores más cercanos, sus amigos y familiares, se habían visto obligados a atravesar las fronteras últimas de la envidia para sobrevivir. El aroma a café, que llegaba de la cocina, tocó su olfato y, adelantándose al delicioso trago, se llevó un cigarrillo a los labios, preparándose para ejecutar la fusión de aquellas dos sensaciones maravillosas y tan demonizadas por su médico. Un nuevo día la esperaba, un día más para compartir con los suyos  todo lo mejor que poseía, su tiempo y su deseo de hacerles felices. Lentamente llegó hasta la cocina, se sirvió el café y se sentó dispuesta a disfrutar y a pensar cómo haría feliz a la hora de la comida a su hermana, algo sencillo, algo delicado, algo dulce, algo salado, algo que contara cómo la veía ella…

ENSALADA DE BACALAO, UCHUVAS Y NARANJA



Ingredientes (2 personas):


150 grs de bacalao desalado (migas)
1 naranja.
15 uchuvas (Physalis)
1 cebolleta tierna.
½  lima (el zumo)
Unas ramitas de cilantro picadas.
3 c.s de aove.













Elaboración:
Pelamos la naranja a lo vivo (sin que quede nada de la parte blanca) y la cortamos en rodajas como de 1 cm. Luego, cortamos las rodajas en trozos pequeños.
Cortamos la cebolleta en rodajas no muy gruesas, y las uchuvas a la mitad.
Mezclamos bien el aceite y el zumo de lima en un cuenco.

En la fuente donde vayamos a servir colocamos la naranja, la cebolleta, el bacalao y las uchuvas. Espolvoreamos todo con el cilantro picado y un par de “toques” de pimienta negra recién molida. Aliñamos con la mezcla de lima y aceite y servimos.

17 comentarios:

  1. ¡Hola guapísima!
    Cuál Remojón granadino, yo disfrutaría esta magnífica ensalada si la tuviera por delante. Aunque no tenga pereza en cocinar, se agradece si te preparan un delicia con tanto amor.
    Besos, feliz día!

    ResponderEliminar
  2. Hola preciosa, se te echaba de menos, el otro día entré pero nada, no estabas.
    Sabes, me identifico con tu relato totalmente, estoy en una época de mi vida que intento disfrutar cada momento, como también disfrutaría de esas deliciosa y suave ensalada.
    Precioso de principio a fin.
    Un besazo y bienvenida.

    ResponderEliminar
  3. Qué rica y original ensalada, con lo que me gusta el bacalao.

    ResponderEliminar
  4. Exquisito relato para acompañar una sorprendente ensalada repleta de contrastes como la vida misma, me encanta el toque exótico con el que coronas habitualmente tus recetas. Encantado de que estés de vuelta y espero que hayan sido unas vacaciones estupendas.
    No sé si los Reyes habrán llegado a tu casa de A Coruña, ya que les pedí que te dejaran un detalle a su paso por ahí.
    ¡Mil besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  5. Querida Sonsoles, qué gusto volver a leer con placer tu entrada, que describe tan bien cómo disfrutamos muchos de esos pequeños y hermosos placeres que nos ofrece la vida cada día :)
    Sin ellos sin duda la existencia sería insufrible.
    Una sensación de sabores y texturas esta deliciosa ensalada.
    Un abrazo muyyyyy cariñoso y muyy feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  6. Una ensalada tremendamente delicada y llena de matices...muy tentadora.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Este año tendríamos que tener como propósito ser un poco como Amelia y deleitarnos de los pequeños - grandes placeres que nos da la vida. Gracias por tu relato y tu ensalada, espero que tengas un año repleto de pequeños placeres.

    ResponderEliminar
  8. Un relato hermosisimo y un plato que no lo es menos, que finura y en el paladar tiene que estar exquisito,que manos tienes guapa...Bess

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Qué bien, si estás de vuelta!! ¡¡Feliz año nuevo!! Espero que hayas disfrutado estos días en compañía de tu familia. Y después de este parón navideño toca volver a la rutina, a leer tus bonitas entradas y a deleitarnos con tus recetas. Y también empezar a cuidarnos un poquito, y como ahora muchos andan con ensaladas diarias, lo que darían por tener en sus dietas una ensalada como esta, tan, tan, maravillosa. Me gusta mucho combinar fruta en ellas, y mira que he puesto ya casi de todo, pero aún no se me había ocurrido lo de las uchuvas (que por cierto, me acabo de enterar que también se les llama así, ja, ja). Un amor venir siempre a visitarte. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Hola, cuánto me alegro de tenerte de vuelta, que las tardes de domingo no son lo mismo sin ti!!
    Encantada con haber leído una vez más tu relato y una vez más poder disfrutar de tu receta, ensalda rica y de mi gusto. Un beso guapa, feliz vuelta!!!

    ResponderEliminar
  11. Querida Sonsoles, que estupendo y delicado remojón andaluz para empezar el año, tu relato como siempre para hacernos pensar.
    Un beso y feliz entrada de año!

    ResponderEliminar
  12. Una ensalada deliciosa Sonsoles, te quedó un plato estupendo y con unos ingredientes deliciosos y perfectos para ésta ensalada.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  13. Hola Sonsoles, es un placer volver a leer tus relatos y ver tus recetas otra vez, hay que disfrutar con alegría de los placeres que nos da la vida y esta ensalada tiene que ser uno de ellos, tiene un aspecto deliciosos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Bienvenida corazón!! Espero que hayas empezado con buen pie el año, y que el resto de sus días sean buenísimos para tí! Me alegro un montón de volver a verte por tu cocina, que además de con vistas es sin límite...
    Me ha gustado mucho tu receta, aunque te cambio el bacalao que no es santo de mi devoción, pero el colorido es de lo más apetecible!
    Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  15. Hola Sonsoles hoy no ha dado tiempo a leer tu historia que me encantan pero últimamente no tengo tiempo a casi nada.
    En fin pero si he leído la receta y e espectacular, la mezcla de naranja y bacalao deliciosa, eso sii.. digo, que sera la uchuvas que nunca las oí, pero, ya si jjaja aunque no las conocia con ese nombre.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  16. Hola Sonsoles rebonica..!! que gustazo leer tu historia como siempre , aqui detrás me tienes con un cafelito calentito y dandole vueltas a los rulos pa saber lo que son uchauvas esas.. yo veo cherrys pero tampoco ¿ te estarás descoj. por ahi detrás ..seguro que si!!
    bueno guapetona un gustazo saludarte ,
    tu incondicional .. rulitos !!

    ResponderEliminar