domingo, 21 de octubre de 2018

Pastel Turco de Yogur


Desde el primer momento María se sintió seducida por la cocina turca, con la variedad culinaria de un país situado en la intersección de oriente y occidente. Rodeada por el mar de Mármara, el Egeo, el mar Negro y el Mediterráneo, Turquía le ofreció a María numerosas especialidades a base de pescado que los cocineros de las regiones costeras transformaban en creaciones llenas de fantasía. Del interior del país disfrutó de las recetas de arroz envuelto en hojas de parra, los deliciosos pilafs y las berenjenas rellenas, así como especialidades locales de la más alta categoría. Con mucho oficio, los cocineros con los que trabajó la introdujeron en los secretos que hacen las delicias de los gourmets turcos, sin olvidar las recetas populares de las familias con las que convivió y las divertidas anécdotas que rodeaban a creaciones realmente exquisitas. Una cocina que fascinó a María con sus aromas,  especias orientales y la sencillez de otros muchos platos. Ayfer le contó el secreto de su Pastel de Yogur Turco, tan apreciado por los muchos clientes que frecuentaban su pequeño restaurante en Bursa. De su estancia en Turquía, María regresó con un par de cuadernos repletos de maravillosas recetas segura de que muchas de ellas las haría y de que otras serían imposibles de realizar sin alguno de los ingredientes que las componían y que le resultaban imposibles de conseguir donde ella vivía, pero eran tan seductoras que no pudo dejar de anotarlas.

PASTEL TURCO DE YOGUR Y MELAZA  DE GRANADA


Para un molde de 22 cm.
Ingredientes:

500 grs de yogur griego.
5 huevos (yemas y claras separadas).
125 grs de azúcar.
½ c.c de levadura (tipo royal).
55 grs de harina de todo uso.
1 limón amarillo pequeño (ralladura de la piel y zumo).

Cobertura:
75 ml de melaza de granada.
50 ml de agua.
1 ½ hojas de gelatina.

Elaboración:

Encendemos el horno a 160º para que se vaya calentando mientras preparamos nuestro pastel.
Batimos las 5 yemas con el azúcar hasta que blanqueen un poco. A las yemas batidas con el azúcar añadimos  la harina y la levadura, mezclamos  bien e incorporamos el yogur, el zumo y la ralladura de limón. Mezclamos todo bien y reservamos.  Montamos las claras a punto de nieve firme y las integramos con movimientos suaves y envolventes a la masa reservada.
Untamos con mantequilla el molde que vamos a utilizar y lo espolvoreamos con harina.  En el molde enharinado vertemos nuestra mezcla, introducimos en el horno  y cocemos 15 minutos a 160º y 30 minutos más a 150º.



Dejamos que se enfríe y guardamos en la nevera un mínimo de 8 horas, aunque está mucho mejor de un día para otro.
Elaboración de la cobertura:
Remojamos las hojas de gelatina en agua fría (5 minutos).
Calentamos los 50 ml de agua y en ella disolvemos completamente la gelatina. Añadimos la gelatina completamente disuelta a la melaza de granada y mezclamos muy bien. Esperamos que se enfríe y tenga una consistencia semicuajada  para cubrir nuestro pastel.



Cubrir con la gelatina de melaza de granada y adornar a nuestro gusto, yo he utilizado moras y unas granadas mini con sus flores.



Durante la cocción nuestro pastel subirá mucho, pero a medida que se enfríe se irá replegando, quedando algo arrugado sobre todo por los laterales.
Podemos cubrirlo con la mermelada que más nos guste o simplemente espolvoreado con azúcar glas, estará igual de delicioso.



16 comentarios:

  1. Pues que suerte la de Maria, poder conocer in situ y de primera mano la receta de este pastel turco que debe ser una maravilla degustarlo. Quien pudiera!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Esta María, se parece a mí, cuando voy a otros sitios, así como restaurantes y me llevo mi libretita, donde voy apuntando ingredientes y platos que me gustan. Aunque yo no tengo la suerte de haber viajado a Turquía. Suerte sí tengo de venir a quí y disfrutar con tu cocina, hoy una tarta espectacular. Ho no saco mi libretilla, sino que me la llevo a mis pendientes. Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  3. Preciosa historia, siempre es un placer venir a leerte. Y maravillosa la melaza de granada sobre ese pastel...

    ResponderEliminar
  4. Ha sido corto el viaje a Turquía pero suficiente para paladear el pastel que hoy nos regales.He visto la melaza de granada en algún sitio y no logro recordar dónde.Me ha encantado la mini granada con su flor.
    Hoy , el Ágora, viaja por Sicilia,por si quieres darte un paseo.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Sonsoles!! Qué envidia me dan esos cuadernos de María, repletos de recetas llenas de sabor, con otro color, otros aromas. Como el pastel que nos traes hoy, maravilloso a la vista y seguro que maravilloso su sabor. ¡¡Riquísimo!! Me recuerda su textura a una tarta de queso, tan divina. Nunca he probado la melaza, siempre he tenido curiosidad por ella, por aquí no es tan fácil de encontrar aunque me han dicho que en los Mercadonas la suelen vender, la buscaré un día de estos. Las granadas mini tampoco las había visto nunca, lo dicho, aquí siempre vengo a aprender. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Estos son los mejores recuerdos que nos podemos traer en nuestra memoria de allá dónde estuviéramos. Al igual que la famosa tarta de queso de La Viña, tu pastel turco de yogur, acaba de entrar hoy en el Olimpo de los dioses de las tartas más sublimes y deliciosas de la blogosfera, y da igual que suba hasta el cielo para después replegarse, en ella misma, porque el acabado final y la presentación que le has hecho, solo es posible cuando lo ha hecho alguien muy grande, y eso tú, querida Sonsoles, lo eres de veras.
    Besos, gracias por hacerme soñar.

    ResponderEliminar
  7. He vuelto por unos instantes a Turquia,a la parte vieja de Estambul......y este pastel me ha enamorado por su textura tan sutil,me lo llevo a casa
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado esta tarta!! que pintaza, las de queso me apasionan y con esa decoración ni te cuento, es increible como esta ese corte, me has dejado babeando guapa...Bess

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado un pastel espectacular, dan ganas de coger un trocito. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Que pastel mas delicioso! Son mi tipo de tarta preferida!
    Bs

    ResponderEliminar
  11. Sí que es seductora la cocina turca aunque como a María me resulta difícil encontrar algunos ingredientes.

    El pastel turco es de los pocos postres que he repetido varias veces desde que tengo el blog ¡y es que es sencillo y sumamente delicioso!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  12. Sonsoles, este pastel lo hago si porque si, es como un cheesecake pero me resulta mucho mas apetecible la idea que sea con yogurt! La decoración bellísima también, me encanta todo de esta receta, gracias por compartirla!! Besitos!!

    ResponderEliminar
  13. Menudo espectáculo sonsoles!!
    Maravillo!! No conocía este pastel por este nombre. Me ha enamorado :)

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Parece delicioso..pero me gusta aún más la historia de Maria!

    ResponderEliminar
  15. Me encanta este pastel, aunque no se donde venden la melaza de granada, pero seguro que con mermelada estará igual de rico. Anotado en pendientes, querida Sonsoles. Besitos

    ResponderEliminar