domingo, 7 de abril de 2019

Judiones y Gambones


Nicolás tiene cincuenta y ocho o cincuenta y nueve, algo así, está en las proximidades de esa edad que dentro de un año lo hará mayor. No tiene las agilidades físicas ni las ofertas pasionales, las entregas del alma o las habilidades gimnásticas que tuvo en la juventud. En suma, Nicolás tiene herrumbradas las coyunturas, viejos los músculos, derruidas las pasiones. Cuando da los paseos del atardecer por el jardín un hombre lo acompaña. Caminan bajo los laureles en los que se ocultan al menos un centenar de pájaros. El tipo que lo acompaña nunca le ha dirigido la palabra. Quizás sea mudo. En el jardín hay, en medio de los adoquines y la yedra, escondido en los altos muros del viejo hospital psiquiátrico, un pequeño hormiguero repleto de hormigas diminutas que recorren insomnes las paredes. Nicolás se pregunta a qué hora duermen las hormigas.

JUDIONES Y GAMBONES


Ingredientes (2/3 Personas)

200 gr de Judiones de La Granja.
1 puerro.
12 Gambones frescos (o langostinos).
½ cebolla picada.
½ pimiento verde picado.
1 chorro de brandy.
½ vaso de vino blanco seco.
2 c.s de aove.
1 hoja de laurel.
Sal (opcional).
cebollino picado para espolvorear.



Elaboración:

Ponemos a remojo los judiones durante toda la noche.
Escurrimos los judiones y los ponemos a cocer en agua fría con un puerro  y sal (en la olla 25 minutos).
Lavamos y pelamos los langostinos, reservamos las cabezas y las pieles para hacer nuestro fondo, y les retiramos los intestinos (ese hilillo negro que los recorre de cabeza a cola). Reservamos los langostinos en el frigorífico hasta que vayamos a usarlos.
En una sartén ponemos el aove y añadimos la cebolla y el pimiento verde picados, dejamos que se cocinen unos minutos y luego añadimos las cabezas y cáscaras de los langostinos. 



Pasados unos 10 minutos, añadimos el brandy y flambeamos lo que hay en la sartén. Cuando la llama se apague le añadimos el vino blanco y dejamos que se cocine todo, a fuego no muy fuerte, unos 15 minutos.
Apagamos el fuego y pasamos el contenido de la sartén a un bol hondo (o vaso de batidora), para que no salpique pues esto lo trituramos con la batidora bien, bien.
Escurrimos los judiones y sobre ellos y a través del chino pasamos la salsa que hemos obtenido con la cabeza y cáscaras de los langostinos, ponemos la hoja de laurel y rectificamos de sal.



Ponemos la cazuela con los judiones y la salsa al fuego y colocamos encima los langostinos que teníamos reservados.


Cocemos unos 10 minutos más a fuego bajo y….Listo!!


Nota: He añadido  a la sartén un poquito de jugo de carabineros que tenía congelado y que utilizo para enriquecer los platos de pescado.



13 comentarios:

  1. ¡¡Hola Sonsoles!! Pues no tiene que estar nada mal este plato, y con ese jugo extra que le has puesto de carabineros, el guiso tiene que tener sabor, sabor. Es el secreto del chef que tú nos has revelado tan bien para mejorar más, si cabe, este rico plato. Una forma estupenda de comer legumbres, ahora que no paran de decirnos que tenemos que aumentar la dosis de legumbres, sinceramente, muchas veces no sé cómo variar y "jugar" con ellas en la cocina, así que me anoto tu idea, sin grasa y rica de verdad. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Platazo Sonsoles!!
    No sabría por donde empezar si por los judiones o por las gambas jeje

    Besos y feliz domingo!

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa, los judiones por si solos ya están riquísimos, pero si le añades el sabor del marisco se engrandecen. Exquisito plato. 😘👏👏👏👏

    ResponderEliminar
  4. El sofrito de los judíones es similar al que le pongo a la sopa de pescado, por eso conozco el sabor tan rico que tiene ese guiso. El truco del jugo de Carabineros añadido al final me lo apunto y lo guardo, es buenísimo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Recetón,,,,,,,,,maravilloso Sonsoles para comenzar la semana de los que te dan fuerzas para llegar hasta el viernes¡¡¡¡
    Muchos besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Sonsoles, seguro Nicolás es feliz en su mundo, los enigmas de la mente son inescrutables, aunque algunos que se creen poseedores de la verdad absoluta y piensan que lo normal es lo que ellos creen, nunca conseguirán ser tan felices, probablemente.
    Con tus judiones perdería la cabeza, solo hay que ver la calidad de la legumbre para saber que tu plato está rico a más no poder. Gracias por el truquillo, si alguna vez los carabineros bajan de precio, y se vienen derechitos a mi cesta de la compra, lo primero que haré, sin duda, será reservar ese fumé para disfrutar de un delicioso plato como el tuyo.
    Besitos ❤️

    ResponderEliminar
  7. Un plato rico y lleno de sabor besitos

    ResponderEliminar
  8. Que delicioso plato, me encantan los judiones y con los gambones te ha quedado un plato genial. Muy rico.
    Besoss

    ResponderEliminar
  9. Esto es un potaje rico, para quitarse el sombrero.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola, esos judiones tiene el tamaño de los gambones, qué espectáculo de palto con tan magníficos ingredientes. Un beso!!!

    ResponderEliminar